Público
Público

Iberdrola calcula que la reforma fiscal de Trump elevará sus ingresos de 2017 en 1.200 millones

La eléctrica está presente en EEUU a través de Avangrid, que cotiza en Wall Street desde 2015 y es el segundo operador eólico del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en la junta de accionistas de la eléctrica. EFE

Iberdrola estima que la aprobación de la nueva reforma fiscal en Estados Unidos dará lugar a un impacto positivo de unos ingresos no recurrentes de unos 1.200 millones de euros después de impuestos en sus cuentas de este ejercicio 2017.

En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la energética, que subraya que estos cálculos son preliminares, señala que estos 1.200 millones de euros después de impuestos son resultado de los ajustes a realizar en diversas partidas contables "que se están analizando, al no estar disponible aún toda la información necesaria para su determinación".

Asimismo, la compañía afirmó que no espera que este ingreso recurrente altere "significativamente" su beneficio neto consolidado para 2017, ya que su impacto será compensado mediante la aplicación de diversas medidas de gestión relacionadas con la optimización del perfil de negocio del grupo, que incidirán en la mejora de los resultados consolidados en los próximos ejercicios, así como por el valor final contable del negocio de Brasil una vez realizada la ampliación de capital en Neoenergia, tras la reciente suspensión del proceso de su salida a Bolsa.

Iberdrola también indicó que entre las medidas de gestión susceptibles de aplicación destacan posibles correcciones en los valores contables como consecuencia de la salida o discontinuación de diversos negocios (almacenamiento de gas, ingeniería y otros), así como planes de mejora de la eficiencia operativa.

No obstante, el grupo energético destacó que la información al respecto del impacto de la reforma fiscal está siendo analizada y el detalle "pormenorizado y definitivo" lo dará a conocer el próximo mes de febrero, con motivo de la presentación de sus resultados del ejercicio 2017.

Iberdrola está presente en Estados Unidos a través de Avangrid, compañía que se estrenó en Wall Street en diciembre de 2015 tras cerrarse la fusión entre Iberdrola USA y UIL Holdings Corporation y que está participada en un 81,5% por el grupo español.

La filial americana de Iberdrola, que es el segundo operador eólico del país, opera en 25 estados y cuenta con activos por valor de 31.000 millones de dólares (unos 26.360 millones de euros). Avangrid integra a ocho compañías reguladas que operan en Nueva York, Maine, Massachussetts y Connecticut, con 3,2 millones de clientes.

El pasado 22 de diciembre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó la ley de reforma fiscal, que incluye una masiva bajada de impuestos en el país en los últimos 30 años, con un recorte de 1,5 billones de dólares (1,26 billones de euros).

Además, la normativa incluye un recorte del impuesto sobre sociedades del 35% al 21%, así como la exención de la mayor parte de los impuestos sobre beneficios recaudados en el extranjero.