Público
Público

Iberdrola entra en el mercado de EEUU con la compra de UIL Holding por 2.650 millones

La operación permite a la eléctrica española comenzar a cotizar en el mercado bursátil estadounidense.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:

Detalle de la sede de Iberdola en Madrid. REUTERS

MADRID.- Tras varios meses rastreando el mercado estadounidense, Iberdrola ha encontrado en una vieja conocida al socio necesario para saltar a cotizar en la bolsa de Nueva York sin romper su caja ni apelar a unos accionistas que ya han acompañado a la empresa en numerosos movimientos corporativos.

Iberdrola anunció el jueves de madrugada la compra de UIL Holdings Corp en una operación que, en base a la española, valora la sociedad en algo más de 3.000 millones de dólares (unos 2.650 millones de euros), de los que Iberdrola desembolsará 597,1 millones en efectivo y el resto en acciones de su filial estadounidense.

El bajo desembolso de efectivo permitirá con toda probabilidad a la eléctrica mantener sus calificaciones de crédito y niveles de deuda estables.

Según Iberdrola, la valoración implica una prima del 19,5 por ciento sobre la media de cotización de los últimos 30 días y del 25 por ciento sobre el cierre de la víspera.

La compañía española aportará activos renovables, de transmisión y distribución para tomar el 81,5% de la nueva compañía, en un paso más del grupo español por diversificar su negocio y crecer en activos regulados.

UIL agrupa varias sociedades con activos en transmisión y distribución de electricidad y gas en los estados de Connecticut y Massachusetts. Varios de los activos de gas de UIL fueron propiedad en su día de la propia Iberdrola, procedentes de una desinversión que la española realizó en 2010 en EEUU para financiar su proyecto de la línea de alta tensión de Maine.

"La transacción está en línea con la estrategia de Iberdrola para 2014-16 de incrementar la diversificación, lograr más presencia en EEUU y centrarse en un negocio regulado con marcos regulatorios estables y predecibles", dijo Espirito Santo en una nota a clientes.

Además, Iberdrola incrementa su exposición al dólar, una divisa que se está revalorizando frente al euro por las políticas expansivas del BCE.

La operación, que se espera se concluya en un plazo de entre cinco y ochos meses, tendrá impacto positivo en el BPA y flujo de caja de Iberdrola desde el primer día.

La operación supone la confirmación de la estrategia de Iberdrola, que contrató hace meses a JP Morgan para rastrear el mercado estadounidense buscando objetivos de compra. Sin embargo, el tamaño de UIL es muy inferior al de otras empresas con las que se había relacionado al gigante español y que habrían implicado ventas inmediatas de activos, aunque el director financiero del grupo, José Sainz Armada, no descartó nuevas operaciones.

"Obviamente en este acuerdo no tenemos que vender participaciones minoritarias (...) pero ya sabéis que nuestro presidente ya anunció una inversión orgánica muy importante para nosotros, las eólicas marinas en Reino Unido (...) os daremos la información adecuada cuando la tengamos", indicó el director financiero a los analistas durante la conferencia.

Iberdrola estudió la venta de una participación minoritaria de su red de distribución en España, una operación que ha sido vinculada a la compra de una gran compañía, aunque el tamaño final de la operación probablemente no haga necesarias nuevas desinversiones, por lo menos a corto plazo.