Público
Público

Igualdad Garamendi: la cuota femenina sirve para que se cuele "gente que no es tan buena"

El presidente de la patronal de Pequeñas y Medianas Empresas (Cepyme) vuelve a arremeter contra las políticas para incrementar la presencia de mujeres en puestos de dirección y da por supuesta idoneidad masculina para estos puestos.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:

El vicepresidente de CEOE y presidente de Cepyme, Antonio Garamendi. / EP

Antonio Garamendi, el presidente de la Cepyme y vicepresidente de la CEOE afirma no estar de acuerdo con obligación de una determinada presencia de mujeres en los consejos de administración de las empresas, la llamada cuota femenina, "porque se cuela gente que no es tan buena". Así lo afirmó este viernes en una entrevista en los desayunos de TVE.

Este directivo, ha señalado que es mejor "que las directivas vayan subiendo y escalando posiciones", como ha pasado en algunas empresas tecnológicas como IBM o Facebook, dando a entender que es un proceso diferente al que ocurre con los hombres.

"No es de recibo que los representantes de las organizaciones empresariales se empeñen una y otra vez en poner en cuestión las medidas a favor de la igualdad en las empresas." afirma Marisa Soleto, presidenta de Fundación Mujeres. "Sugerir que incrementar la presencia femenina en los puestos de decisión de las empresas es bajar la calidad de dichos puestos es un insulto a las mujeres profesionales que están más que capacitadas. Supone, también, defender un sistema que tiene más que demostrada una preferencia a favor de los varones por encima de la competencia, el mérito y la capacidad", añade.

"No entiendo eso de que es mejor que las directivas vayan subiendo y escalando posiciones". ¿Mejor que qué? , se pregunta María Pazos, economista y portavoz de la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPIINA).

"Ante las cuotas, siempre ha habido esa reacción: mejor que las mujeres suban solas. El problema es que no es eso lo que sucede actualmente. ¿Cómo es que las mujeres sólo ocupan uno de cada cuatro puestos directivos en las empresas y cobran el 16% menos que los hombres en los mismos puestos? ", añade Pazos.

"Otra reacción también típica es ese miedo a que, con las cuotas, 'se cuelen las malas'. ¿Quiere decir que ahora hay tres veces más hombres buenos que mujeres buenas? Pues no señor, el talento y la capacidad está igualmente repartido entre los dos sexos", concluye Pazos.

No es la primera vez que Garamendi hace comentarios similares. En varias entrevistas e intervenciones ya ha manifestado su malestar con estas medidas, recogidas en la Ley de Igualdad y que obliga a todos los estamentos empresariales.

Hace ya diez años, la Ley de Igualdad estableció medidas concretas para corregir la falta de representación en empresas e instituciones. Entre ellas, el incremento de la presencia de mujeres en puestos de dirección de empresas o en las cámaras de representación política. Según los últimos datos conocidos, las mujeres representan menos del 20% en los consejos de administración de las grandes empresas. La ley preveía que ocho años después de su aprobación, algunas empresas deberían tener un 40% de representación femenina en dichos órganos.
A juicio de Garamendi, es necesario que la sociedad realice un esfuerzo por la igualdad laboral entre hombres y mujeres, empezando por el hogar.

Respecto a medidas de conciliación, como salir a las 18:00 horas de trabajar, Garamendi se ha mostrado partidario de implantarlas, porque "en la vida, además de trabajar hay que vivir y disfrutar", si bien ha reconocido que hay sitios donde será más difícil llevarlas a cabo.