Publicado: 04.08.2015 13:52 |Actualizado: 04.08.2015 18:11

El Impuesto sobre Sociedades crece este año cerca de un 21%, y en 2016 alcanzará los 25.000 millones

El volumen de las deducciones fiscales se reduce un 15%, por la desplome de las bonificaciones perevistas en el IRPF tras la reforma fiscal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El ministro de Hacienda,Cristóbal Montoro, en el acto de entrega de los Presupuestos de 2016 en el Congreso de los Diputados. REUTERS/Andrea Comas

El ministro de Hacienda,Cristóbal Montoro, en el acto de entrega de los Presupuestos de 2016 en el Congreso de los Diputados. REUTERS/Andrea Comas

MADRID.- La fuerte recuperación de los beneficios empresariales está impulsando la recuperación de uno de los impuestos, el de Sociedades, que más se ha reducido durante la crisis. La recaudación del tributo ligado a las ganancias de las empresas crecerá este año un 20,8%, de acuerdo con el Avance de Liquidación de 2015 incluido en la documentación de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo ejercicio, que el ministro Cristóbal Montoro ha entregado este martes en el Congreso.

En concreto, la recaudación por Sociedades alcanzará este año los 22.604 millones de euros, lo que supone 3.891 millones más que en 2014. Hacienda calcula que los ingresos tributarios totales llegarán a los 182.256 millones de euros, con un incremento del 4,2%. Pese a este crecimiento, la recaudación por IRPF desciende un 16%, hasta los 71.467 millones (1.195 millones menos que en 2014), por la reforma fiscal que ha entrado en vigor en este ejercicio.



Para 2016, los Presupuestos estiman un aumento de los ingresos tributarios del  6,2% en 2016 respecto al avance de liquidación de 2015,  hasta los 193.520 millones (unos 11.264 millones más) con incrementos en todas las figuras impositivas, incluidas IRPF y Sociedades, a pesar de la rebaja fiscal. El Gobierno explica que este incremento previsto de los ingresos tributarios supera en dos puntos porcentuales al estimado para 2015, por tres razones: el crecimiento de las macromagnitudes en términos nominales superará al de 2015, el coste en términos de recaudación de la reforma de la imposición directa será menor en 2016 que en 2015 y la devolución del céntimo sanitario será ya de una cuantía menor.

Los ingresos tributarios crecerán en 2016 un 6,2%,  hasta 193.520 millones, con incrementos en todas las figuras, incluidas IRPF y Sociedades,

Así, los ingresos previstos por IRPF en 2016 alcanzarán 75.432 millones de euros, con un incremento del 5,5% en relación al cierre estimado para 2015. El principal impulso a este crecimiento vendrá del aumento de las rentas salariales. La recaudación de Sociedades continuará su escalada y  sumarán 24.868 millones de euros, lo que representa un aumento del 10% respecto al avance de liquidación de 2015, debido a la evolución favorable esperada del beneficio de las empresas.

Asimismo, se prevén unos ingresos por el IVA de 62.663 millones de euros, un 4,6% más, es decir, 2.743 millones de euros por encima de la recaudación esperada para este año, ya que la ligera desaceleración esperada del consumo se verá, más que compensada, por la aceleración de los precios y el gasto en compra de vivienda. Por su parte, los los ingresos por Impuestos Especiales será de 20.053 millones de euros, un 4,8% más (924 millones adicionales). La mayor parte de este aumento proviene del Impuesto sobre Hidrocarburos, que subirá un 7,5%, por la progresiva disminución de las devoluciones por el conocido como 'céntimo sanitario'. En la misma línea, se prevén incrementos de la recaudación del 3,7% en el Impuesto sobre el Alcohol y Bebidas derivadas, y del 1,2% del Impuesto sobre las Labores del Tabaco.

Durante la rueda de prensa de presentación de los Presupuestos,  el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado que la intención del PP es volver a bajar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas si gana las elecciones generales y en función del margen presupuestario que exista. "El Gobierno apuesta por seguir bajando impuestos", ha proclamado.

Unos 6.2000 millones menos en deducciones

La entrada en vigor de la reforma fiscal sí afectará a lo que se conocen como beneficios fiscales, esto es, el volumen de las deducciones en todos los impuestos. Para 2016, Hacienda calculas que los contribuyentes se ahorrarán unos 34.498,48 millones por las diferentes bonificaciones y desgravaciones de euros; son 6.220,64 millones menos que lo previsto para 2015 (un descenso del 15,3%).

El mayor recorte en las deducciones se produce en el Impuesto sobre la Renta. Los Prespuestos para 2016 cifran el volumen de beneficios fiscales de esta figura en 8.309,34 millones (unos 6.907,28 millones menos) lo que supone una caída del 45,4%. Según el Gobierno, este fuerte descenso  se explica fundamentalmente por el comportamiento
de diversos conceptos a resultas de la reforma del impuesto en vigor desde el 1 de enero de 2015 (en la reducción por rendimientos del trabajo, fundamentalmente). También destaca la caída, por tercer año consecutivo, de las  desgravación por  compra de vivienda, hasta los 1.241,51 millones (439,70 millones menos, o un 26,2% menos).

En el Impuesto de Sociedades, el volumen de los beneficios fiscales se sitúa en 3.840,94 millones de euros, lo que representa una minoración de 108,80 millones y una tasa de variación del -2,8&, por el recorte en las deducciones empresariales previsto en la reforma fiscal.