Publicado: 23.11.2015 17:04 |Actualizado: 23.11.2015 18:50

Indra despide a Javier Monzón como presidente de honor tras acumular más de 500 millones en pérdidas

El consejo de administración le destituye por "no contar todo" sobre las operaciones del grupo tecnológico. También ocultó que había comprado un avión particular, que luego vendió a Cristiano Ronaldo.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Javier Monzón, hasta enero presidente de Ibndra y ahora destituido como presidente de honor de la compañía tecnológica.

Javier Monzón, hasta enero presidente de Ibndra y ahora destituido como presidente de honor de la compañía tecnológica.

MADRID.- El consejo de administración de Indra ha destituído a Javier Monzón como presidente de honor de la compañía, cargo que ostentaba desde enero de este año, cuando fue relevado al frente la compañía por Fernando Abril Martorell. La destitución se produjo en la tarde del miércoles de la semana pasada, cuando uno de los consejeros llevó la propuesta a la reunión del consejo de administración y éste la aprobó por unanimidad.

Los consejeros de Indra argumentaron que no ha habido la "transparencia debida" por parte de Monzón ante el consejo de administración, es decir, que la destitución se produce por no haber contado "todo" al consejo.

A lo largo del ejercicio han ido aflorando algunas operaciones que han causado pérdidas a Indra, entre las que se encuentran la aventura empresarial brasileña, que se ha saldado con unos 600 millones de euros de provisiones, que, añadidas a otras, han elevado la necesidad de provisionar a cerca de los 1.000 millones de euros. Todas estas operaciones han llevado a la compañía a anotar unos números rojos de más de 500 millones de euros en los nueve primeros meses del ejercicio.



La guinda del pastel ha sido el conocimiento de que el avión que recientemente ha comprado el jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo era el que tenía Javier Monzón, y que había sido adquirido a espaldas del consejo de administración de la empresa de tecnología.

Las fuentes consultadas por Europa Press han asegurado que este contrato se había realizado sin que el consejo tuviera conocimiento de él, ni fuera aprobado por los consejeros de la empresa. Las citadas fuentes explicaron que se trataba de un contrato de alquiler, pero con unas condiciones que más bien suponían una compra y con uso de exclusividad plena por parte de la compañía arrendataria, en este caso, según indican, el presidente, ya que rechazan que el consejo tuviera conocimiento del mismo.

Cristiano Ronaldo estrenó su avión coincidiendo con el estreno de su película. TWITTER

Cristiano Ronaldo estrenó su avión coincidiendo con el estreno de su película. TWITTER

El citado avión es un Gulfstream G200. Se trata de un avión ejecutivo bimotor diseñado por la compañía israelí Israel Aerospace Industries, y producido posteriormente por la compañía estadounidense Gulfstream Aerospace en Savannah, Georgia. Cuenta también con una cocina equipada y todo lujo de detalles, entre los que están como lectores de CDs y DVD.

El pasado 12 de noviembre se conocía la adquisición, por parte de la estrella del Real Madrid Cristiano Ronaldo, de un avión por el que había pagado 19 millones de euros, según aseguraba el diario luso Correo da Manha. Pero en aquel momento no se reveló la identidad del vendedor. La operación se ha realizado mediante el traspaso de un contrato de leasing. Según el diario portugués, CR7 estrenó el avión para desplazarse a Londres al estreno de la película sobre su vida, acompañado de su familia, entre los que estaban su madre y su hijo.

Dudas sobre la gestión de Monzón

El nombramiento de Javier Monzón como presidente de honor se había producido el mismo día en que fue sustituido por Abril-Martorell en la presidencia ejecutiva de Indra, con la entrada como accionista de Telefónica. En aquella ocasión, el consejo de administración de la empresa decidió dar la presidencia de honor a Monzón por unanimidad, aunque con reservas de los consejeros nombrados por la Sepi, Adolfo Menéndez y Juan Carlos Aparicio, porque en aquel momento no tenían certeza de cómo había sido la gestión de la compañía por parte de éste.

El citado asunto ha sido recurrente en otros consejos de administración que han tenido lugar a lo largo de este ejercicio, en los que algunos consejeros se han mostrado a favor de la destitución de Javier Monzón de este puesto que, aunque no es remunerado, sí daba un marchamo de calidad al titular, según precisaron las mismas fuentes.

Monzón ostentó 22 años la presidencia de la compañía desde su creación en 1992 (lo fue con Felipe González, con José María Aznar y con Zapatero como presidentes del Gobierno).