Publicado: 05.08.2015 11:47 |Actualizado: 05.08.2015 14:17

Indra pacta con los sindicatos 1.750 despidos hasta finales de 2016

El acuerdo introduce la prejubilación voluntaria para los trabajadores a partir de los 59 años y hasta los 63, que percibirán entre un 90% y un 80% de su salario neto actual.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Sede de Indra. EFE

Sede de Indra. EFE

MADRID.- Indra y los sindicatos han alcanzado un acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que contempla, entre otras medidas, la extinción de hasta un máximo de 1.750 empleos, cien menos de los anunciados inicialmente, durante un plazo que finalizará el próximo 31 de diciembre de 2016, lo que supone aproximadamente el 8% del total de la plantilla en España.

Asimismo, ambas partes han acordado la recolocación de 350 trabajadores, por lo que la cifra de afectados se reducirá a 1.400 afectados como máximo, para los que se ha diseñado un plan de adscripción que hará que en su mayoría sean voluntarios.

Dicho expediente afectará a los centros de trabajo de Barcelona, Madrid, A Coruña, Albacete, Cádiz, Guipúzcoa, Las Palmas, León, Málaga, Mallorca, Murcia, Navarra, Sevilla, Tenerife, Toledo, Valencia, Valladolid y Vizcaya.



La totalidad de los costes del procedimiento serán asumidos por la empresa, que ha precisado que este acuerdo alcanzado con la mayoría de la representación legal de los trabajadores y sujeto a su ratificación en las próximas horas pone fin al proceso de negociación del procedimiento de despido colectivo iniciado el pasado 7 de julio.

La compañía se compromete a recolocar a 350 trabajadores, por lo que la cifra de afectados por el ajuste se reducirá a 1.400

Este acuerdo se enmarca dentro de las acciones presentadas el pasado 8 de julio como parte del Plan Estratégico 2014-2018 y que implica, entre otras medidas, un objetivo de ahorro de costes de 120 millones de euros por reestructuración organizativa principalmente en España y Latinoamérica.

La ejecución del plan en Latinoamérica ya se ha iniciado en el segundo trimestre de 2015, mientras que la ejecución del plan en España se concentrará principalmente en el cuarto trimestre, quedando una parte para realizar a lo largo de 2016.

Por tanto, la mayor parte de los ahorros anuales se consolidarán a lo largo de 2016, según ha explicado la compañía.

Indra ha subrayado que, tras las reuniones celebradas en estas últimas semanas y tras un "intenso" debate, las partes han hecho un esfuerzo para alcanzar un acuerdo que permitirá a la compañía poner las bases para lograr los objetivos de mejora y crecimiento estable establecidos en el Plan Estratégico.

Prejubilaciones e indemnizaciones

El acuerdo introduce la prejubilación en un altísimo grado de voluntariedad (incentivada con 5.000 euros lineales) de trabajadores a partir de los 59 años y hasta los 63, que se acogerán a un programa de garantía de rentas, que en función de su retribución anual percibirán entre un 90% y un 80% de su salario neto actual, según ha explicado UGT en un comunicado.

De igual forma los trabajadores con 57-58 años se podrán acoger a dicho programa de garantía de rentas, que en función de su retribución anual percibirán entre un 80% y un 85% de su salario neto actual.

En consecuencia, ambas partes han acordado igualmente primar la elevada antigüedad del colectivo de trabajadores afectados con 5.000 euros lineales para quien tenga más de 15 años de permanencia en la empresa y de 10.000 euros lineales para quien alcanzara 20 años de permanencia, a sumar sin limitar otras indemnizaciones.

También permitirá una indemnización de 40 días por año trabajado brutos, con un tope de 24 mensualidades, para los trabajadores que tengan que abandonar la empresa, sin distinción entre los contratados por obra e indefinidos. Indra planteaba inicialmente unas indemnizaciones de 20 días por año, más la posible prima de voluntariedad y la de antigüedad.

En cuanto al colectivo de trabajadores afectados con edades entre 50 y 56 años, se reduce su afectación a 150 trabajadores de un colectivo de 1.445.

Valoración de los sindicatos

Desde UGT han destacado el compromiso de la empresa de no volver a presentar un nuevo ERE en al menos los próximos 12 meses y un plan de recolocación para los trabajadores despedidos de nueve meses de duración, que se incrementará hasta doce meses para aquellos que tuvieran más de 45 años de edad.

"Nos parece fundamental valorar positivamente el acuerdo de este ERE por el contexto económico que atraviesa la empresa que ponía en riesgo la viabilidad del empleo en la misma, así como indicar que la media de cantidades pactadas que recibirán los trabajares afectados de forma forzosa superan en muchos casos al máximo indemnizatorio legalmente tasado", ha destacado la Federación de Servicios de UGT.

Por su parte, desde Servicios CC.OO., han valorado el preacuerdo de forma "muy positiva", ya que se ha reducido "significativamente" el número de afectados primando en todo momento la voluntariedad.

"Con estas medidas se cumplen los objetivos que el sindicato se había fijado en el principio de la negociación y que contemplan el mantenimiento del máximo número posible de puestos de trabajo y minimizar el impacto traumático que la decisión de la empresa pueda tener para las personas de las que se pretende prescindir", ha señalado CC.OO.

Asimismo, desde USO han subrayado que se trata de un acuerdo "responsable" ante la situación en la que se encuentra la compañía y para aquellos trabajadores que se verán incluidos en estas medidas "forzosas y dolorosas".

"En USO creemos que la dirección de la compañía deberá, a partir de ahora, tomar las decisiones de negocio con mejor criterio para que esta situación no vuelva a producirse, y no se tengan que volver a tomar este tipo de medidas", ha afirmado.

CGT impugnará el ERE

Por el contrario, el sindicato CGT ha expresado su oposición al acuerdo alcanzado sobre el ERE, que ha contado con el respaldo mayoritario de los sindicatos (CC.OO, UGT, USO y STC), y ha anunciado que impugnará dicho expediente con el fin de que sea anulado por los tribunales laborales.

"Desde este momento se pone en marcha la estructura jurídica de CGT para interponer una demanda colectiva. Este proceso es de ámbito superior, cubriendo a toda la plantilla afectada por el proceso de ERE, y paraliza todos los procesos que de manera individual se quieran interponer", ha explicado el sindicato, que ha añadido que, una vez finalizado este proceso colectivo y llegado el caso, los trabajadores dispondrán de 20 días para interponer su demanda individual.