Público
Público

Indra volverá a realizar el escrutinio electoral en el 26-J tras bajar el precio un 54%

Interior recurrió a un "procedimiento negociado" sin publicidad al que sólo invitó a la empresa tecnológica y al consorcio formado por Scytl y Tecnocom que se ocupño del recuento del 20-D

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

Un operario prepara las urnas para la jornada electoral del 20-D. REUTERS

MADRID.- Indra se ha adjudicado el contrato para el escrutinio de las elecciones del 26 de junio por un importe de 3,9 millones de euros, IVA excluido, una cantidad un 54% a la que ofertó inicialmente. La empresa tecnológica participada por Telefónica recupera un contrato que había perdido en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.

La empresa había venido realizando el escrutinio en todas las elecciones generales, salvo en las últimas, cuando el contrato fue adjudicado a una UTE de la catalana Scytl y a la madrileña Tecnocom por 9,8 millones de euros, IVA excluido.

Para el 26 de junio, Interior tramitó de urgencia el contrato y, en lugar de convocar un concurso público, recurrió a un "procedimiento negociado" sin publicidad al que sólo invitó a las dos empresas con experiencia en la materia: Indra y el consorcio formado por Scytl y Tecnocom. Ésta ofertó el servicio por 8,9 millones e Indra por 8,5 (en ambos casos, sin IVA). En el aspecto técnico, Indra ofrecía 1.000 dispositivos móviles adicionales.

Tras la correspondiente negociación, ambas empresas rebajaron sus ofertas económicas: Scytl-Tecnocom ofertó 6,89 millones e Indra 3,895 millones. La mesa de contratación optó por la oferta más ventajosa económicamente.

El consorcio formado por Scytl y Tecnocom ha cuestionado la rebaja aplicada por Indra respecto a anteriores procesos electorales y ha anunciado que se reserva la posibilidad de interponer acciones legales.

La empresa ha salido al paso de las críticas de su competidora y ha asegurado que su oferta "no tiene un margen negativo ni supone pérdidas para la compañía". Según argumenta la compañía presidida por Fernando Abril-Martorell, la oferta que ha presentado para hacerse con el contrato de recuento de votos el 26-J es "muy competitiva", principalmente porque el alcance del concurso incluye menores exigencias y conlleva menos de la mitad de tiempo de trabajo; porque sus proveedores han sido muy competitivos en sus ofertas, y porque Indra ha mejorado sensiblemente en los últimos trimestres su capacidad competitiva gracias a los planes de eficiencia y de optimización de costes implementados y su capacidad de obtención de sinergias y economías de escala.