Público
Público

Salida a bolsa El inspector que alertó sobre Bankia reitera que era una "máquina de perder dinero"

El inspector del Banco de España José Antonio Casaus, que en un momento de su declaración ante el juez  se ha derrumbado y ha empezado a llorar, reconoce que en algunos de sus email había incorrecciones 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El inspector del Banco de España José Antonio Casaus, que cuestionó en una serie de correos electrónicos la viabilidad de Bankia, a su llegada a la Audiencia Nacional, donde ha declarado como testigo. EFE/Emilio Naranjo

El inspector del Banco de España José Antonio Casaus, que cuestionó en una serie de correos electrónicos la viabilidad de Bankia, a su llegada a la Audiencia Nacional, donde ha declarado como testigo. EFE/Emilio Naranjo

El inspector del Banco de España José Antonio Casaus, que envió cuatro correos electrónicos entre abril y mayo de 2011 alertando sobre la situación de BFA-Bankia antes de su salida a bolsa en julio de ese año, ha reiterado ante el juez del caso Fernando Andreu que el banco ahora nacionalizado era una "máquina de perder dinero". También ha contado la anécdota de que una vez un compañero del Banco de España le instó a dejar de decir que Bankia era el "banco malo", a lo que él respondió que llevaba razón porque éste era el "banco malo", mientras que BFA era el "muy malo".

Durante más de dos horas y con un receso de por medio, el inspector, que según ha explicado el abogado de la Confederación Intersindical de Cajas (CIC), Andrés Herzog, ha sido "muy contundente", ha ratificado en la Audiencia Nacional no sólo sus escritos sino también su anterior declaración del pasado septiembre.

Además, ha defendido que sus correos no son meras opiniones personales de futuro, tal y como afirmaron este martes los ex jefes de Inspección Pedro Comín y Pedro González, sino que eran reflexiones pensadas, meditadas y consensuadas, y ha añadido que, pasado un tiempo, contrastó el contenido con los informes de seguimiento efectuados por su departamento.

Fruto de esta revisión, ha admitido algún pequeño error de concepto, algún término que no se ajustaba exactamente a la realidad, aunque nada relevante (como confundir en determinados casos a BFA con Bankia) y ha insistido en que tras hacer llegar sus conclusiones a sus superiores, no recibió respuesta, sólo silencio. El juez ha tenido que interrumpir unos minutos la declaración porque Casaus se ha derrumbado y ha empezado a llorar, según fuentes presentes en la sala.

A diferencia de lo sucedido durante las intervenciones de los investigados, el juez Andreu sí que ha planteado una pregunta inicial a Casaus, que al término de su declaración se ha dirigido brevemente a los periodistas para defender el derecho a la vida y denunciar la ley del aborto.