Público
Público

Caso Bankia El inspector del Banco de España analizó "hasta la náusea" el email que alertaba sobre Bankia... y no lo rebotó a Mafo

El jefe de inspectores Pedro Comín dice que trabajó únicamente los correos eléctrónicos con su superior inmediato y elaboró un documento que ahora ha entregado a la Audiencia Nacional, cinco años después de abrir el caso.

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5
Comentarios:
El inspector del Banco de Espapa Pedro Comín, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional donde declara como invstigado ante el juez Fernando Andreu por el caso Bankia.EFE/MARISCAL

El inspector del Banco de Espapa Pedro Comín, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional donde declara como invstigado ante el juez Fernando Andreu por el caso Bankia.EFE/MARISCAL

El inspector jefe del Banco de España que supervisó a BFA-Bankia en su salida a Bolsa, Pedro Comín, ha asegurado en la Audiencia Nacional que analizó hasta la náusea los correos internos que alertaban de la viabilidad de dicho grupo, pero que no los rebotó más arriba, hacia la cúpula de la entidad supervisora.

Comín ha tildado de “precipitados” estos correos internos que recibió del inspector José Antonio Casaus y donde se ponía en cuestión la salida a bolsa de Bankia y que fueron enviados en 2011, en especial entre abril y mayo, según fuentes presentes en la declaración.

El responsable de la supervisión de BFA-Bankia optó por trabajarlos sólo con su superior, Pedro González, aunque también compartió su contenido con el entonces director general de Supervisión, Jerónimo Martínez Tello. “Estudié los correos ad nauseam [hasta la náusea]” con González, ha reconocido Comín en su declaración como imputado ante el juez central de instrucción 4, Fernando Andreu, según las mismas fuentes. Pero no los rebotó más arriba.

Comín ha asegurado que estos correos internos no estaban “suficientemente pensados” y que el inspector se equivocaba en el margen de explotación porque decía que Bankia era inviable porque no generaba beneficios. “Bankia generaba beneficios; se equivoca”, ha destacado Comín en su declaración como investigado ante el juez al tiempo que ha defendido el rigor de los informes de seguimiento que elaboraron frente a la inmediatez de los correos internos.

Pedro Comín ha entregado en el juzgado un informe del que no dio cuenta en su declaración de julio de 2016 cuando fue citado como testigo. En dicho informe, de abril de 2011, se analizan los argumentos y datos aportados por Casaus y el resto de inspectores y se concluye que la "adecuada" estrategia de capitalización presentada por la entidad "incrementa notablemente las posibilidades de éxito" de la salida a bolsa. El documento reconoce que el Banco de España no disponía de toda la información para valorar "adecuadamente" la viabilidad y el equilibrio de la operación, informa Efe.

Un contenido que, casi seis años después, ha refrendado Comín, para quien las impresiones de Casaus eran a futuro, precipitadas, en algunos casos erróneas y contradictorias, y no estaban lo suficientemente pensadas. Ellos dieron la contabilidad por correcta y se ciñeron en la viabilidad de la salida a bolsa.

El inspector del Banco de España Pedro González a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional donde declara como investigado ante el juez Fernando Andreu por el caso Bankia. EFE/Mariscal

El inspector del Banco de España Pedro González a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional donde declara como investigado ante el juez Fernando Andreu por el caso Bankia. EFE/Mariscal

Su entonces superior, Pedro González, ha sido más crítico con los análisis de Casaus. En su opinión, este inspector no ofrecía una visión de conjunto en sus correos internos.

Pedro González también ha declarado como investigado ante el juez Andreu durante dos horas. González se ha mostrado “convencido” de que estos correos internos eran conocidos por la antigua cúpula del Banco de España, entre ellos por el subgobernador, Javier Aríztegui, ya que existía una relación fluida entre departamentos.

Pedro González ha destacado que los inspectores hicieron todo lo posible para mejorar la gestión de Bankia. Y gracias a la intervención del Banco de España -ha incidido- consiguieron una rebaja de 180 millones de euros que las cajas no llegaron a pagar en forma de bonus a sus directivos. Sin embargo, ha explicado a preguntas de las acusaciones de que existía un “riesgo reputacional” si los bonus se suprimían del todo.

Hicieron lo que pudieron, ha resaltado González en su declaración: existía una gran liquidez, fluía la financiación, la burbuja inmobiliaria había estallado…su actuación se centraba en solventar debilidades y, de paso, poner en forma a las entidades financieras fusionadas, ha incidido.

El rescate de Bankia costó más de 24.000 millones de euros de dinero público.

Este miércoles está previsto que declare como investigado Martínez Tello, que ocupó la dirección general de Supervisión entre abril de 2009 y octubre de 2012, y el jueves declararán Miguel Ángel Fernández Ordóñez (conocido por su acrónimo Mafo) y Aríztegui.

El exinspector Comín ha respondido sólo a las acusaciones populares y a alguna de las defensas, ya que ni el Fiscal, ni el juez ni el FROB han efectuado ninguna pregunta, al igual que sucedió este lunes durante la declaración del expresidente de la CNMV, Julio Segura, y de su número dos, Fernando Restoy.