Publicado: 13.11.2015 11:41 |Actualizado: 13.11.2015 11:56

El IPC sigue en negativo y cae en octubre un 0,7 % principalmente por carburantes y lubricantes

También influyó en el descenso inferior del IPC el grupo de comunicaciones, debido a que los precios de los servicios telefónicos disminuyeron en octubre del pasado año más que este mes.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
El índice de precios de consumo (IPC) se situó en tasa anual negativa y cayó en octubre el 0,7 % (frente al -0,9 % de septiembre), debido principalmente a una menor bajada de los carburantes y lubricantes./Europa Press

El índice de precios de consumo (IPC) se situó en tasa anual negativa y cayó en octubre el 0,7 % (frente al -0,9 % de septiembre), debido principalmente a una menor bajada de los carburantes y lubricantes./Europa Press

MADRID.- El índice de precios de consumo (IPC) se situó, por tercer mes consecutivo, en tasa anual negativa y cayó en octubre el 0,7 % (frente al -0,9 % de septiembre), debido principalmente a una menor bajada de los carburantes y lubricantes, según informa el Instituto Nacional de Estadística (INE).

También influyó en el descenso inferior del IPC el grupo de comunicaciones, debido a que los precios de los servicios telefónicos disminuyeron en octubre del pasado año más que este mes. 

En cambio, la variación mensual del IPC sí fue positiva y se situó en el 0,6 %, después de tres meses seguidos de caídas. Los grupos con mayor repercusión positiva fueron vestido y calzado, con una tasa del 11,1 % por los precios en la nueva temporada de invierno; y alimentos y bebidas no alcohólicas, que registró una variación del 0,6 %, por el aumento de los precios de las frutas frescas, las legumbres y hortalizas frescas y los aceites.

La inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó una décima, hasta el 0,9 %. La tasa anual del IPC aumentó en todas las comunidades, excepto en Asturias, donde se mantuvo su tasa negativa del 0,9 %.

Las mayores subidas, con un incremento de tres décimas, se registraron en Castilla-La Mancha (tasa negativa del 1,2 %), Comunidad Valenciana (-0,5 %), Extremadura (-1,2 %) y Murcia (-0,7 %). Sin embargo, los menores aumentos en la tasa anual, una décima, se produjeron en Galicia (-1,0 %), Andalucía (-0,8 %), Madrid (-0,8 %) y País Vasco (-0,4 %).

En octubre, el índice de precios de consumo armonizado (IPCA) tuvo una variación anual negativa del 0,9 %, dos décimas por encima de la registrada el mes anterior, mientras que la tasa mensual fue positiva, 0,3 %.



Críticas de CCOO y UGT tras conocerse los datos

Tras la publicación de los datos del IPC de octubre, CC.OO. ha reclamado este viernes una subida de los salarios, el establecimiento de una renta mínima para personas sin recursos y la elevación del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta 720 euros mensuales en 2016 y hasta 800 euros en 2017.
  
El sindicato ha subrayado que el crecimiento de la actividad económica debe servir para recuperar los salarios y para impedir que sigan aumentando los niveles de pobreza y desigualdad. En este sentido, insiste en la urgencia de mejorar el SMI a fin de acercarlo a los niveles recomendados en la Carta Social Europea suscrita por España, así como la implantación de una renta mínima para personas carentes de recursos.
  
En cuanto a los salarios, CC.OO. defiende que los trabajadores deben participar del crecimiento económico a través de una mejora de sus sueldos. Así, ha recordado que, hasta octubre, la subida salarial media pactada en la negociación colectiva se situaba en el 0,75%, quedando "recorrido" para elevarlos hasta el 1% o por encima de esta cantidad, tal y como establece el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2015-2017.

Por otro lado, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha asegurado este viernes que la "bajísima inflación", "refleja claramente que persiste la debilidad de la recuperación".
  
En un comunicado a raíz de la publicación del dato de IPC, Ferrer ha indicado que este dato pone de manifiesto que "no se consigue recuperar una demanda interna lastrada por las pérdidas de poder adquisitivo fruto de la devaluación salarial y la persistencia del altísimo volumen de desempleo".
  
"Ello provoca que las familias hayan perdido rentas y es la causa del aumento de las desigualdades y del riesgo de pobreza", ha añadido, para insistir a renglón seguido en que es necesario, a su juicio, recuperar y mejorar las rentas de los trabajadores de la Administración, garantizar el poder adquisitivo de las pensiones y elevar el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta el 60% del salario medio.
  
"Es necesario poner en el puesto de mando la lucha contra el desempleo. El cambio de modelo productivo y el refuerzo de la protección deben ser los ejes de las políticas para el cambio", ha sentenciado.