Publicado: 25.09.2016 21:11 |Actualizado: 25.09.2016 21:11

Isolux inicia la negociación del ajuste de un tercio de su plantilla

La empresa justifica su propuesta de despedir a 535 trabajadores por la caída de la obra pública en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Detella de la sede de la constructrora Isolux Corsán. E.P.

Detella de la sede de la constructrora Isolux Corsán. E.P.

MADRID.-  Isolux inicia esta semana el proceso de negociación del ajuste de plantilla que ha planteado, que afectará a 535 trabajadores, alrededor del 35% del total, según datos de la empresa de ingeniería y construcción, y de los sindicatos.

La dirección del grupo y los representantes de los trabajadores constituirán este jueves, 29 de septiembre, la mesa para arrancar el preceptivo plazo de quince días de negociación del expediente de regulación de empleo (ERE).

Isolux planteó y comunicó oficialmente este ajuste a comienzos de este mes, en el marco de un plan de recorte de costes de estructura que incluye una reordenación de su alta dirección. También abarcará una simplificación de su entramado de sociedades filiales.



No obstante, la empresa también achaca los despidos a la caída que la obra pública registra en España, a pesar de que el mercado doméstico sólo supone el 15% de los ingresos y de la cartera de contratos del grupo.

Isolux pone en marcha estas medidas tras acordar el pasado mes de julio con la banca un plan de rescate diseñado para reestructurar la deuda de unos 2.000 millones que soporta y garantizar su viabilidad.

El plan, una vez que logre la homologación judicial, supondrá que la banca acreedora y los bonistas de la empresa tomen la mayoría de su capital (alrededor del 95%). El expresidente y exvicepresidente del grupo, Luis Delso y José Gomis, verán diluida así al 5% el porcentaje de control que hasta ahora tenían en la compañía.

Por el momento, los bancos ya han tomado el control de la empresa, con el nombramiento de un nuevo consejo de administración presidido por Nemesio Fernández-Cuesta y ha comenzado a implementar el plan de rescate.

Este plan tiene como objetivo último "redimensionar la capacidad productiva de la empresa, lograr una organización más eficiente y concentrarse en los negocios y proyectos más rentables".

En línea con este objetivo, la compañía trabaja también en un plan de desinversiones de activos y negocios no estratégicos y prepara un nuevo plan estratégico.

Entre los activos que tienen colgado el cartel de 'se vende' figuran la filial fotovoltaica T-Solar, líneas de transmisión eléctrica de Brasil, la filial de ingeniería, un proyecto inmobiliario.

Etiquetas