Público
Público

Las japonesas Toyota y Mazda se alían para desarrollar coches eléctricos

Invertirán 1.454 millones en construir de forma conjunta una nueva planta en Estados Unidos. Toyota se hará con un 5% en el capital de Mazda, mientras que esta adquirirá un 0,25% de las acciones de su socia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los presidentes de Toyota, Akio Toyoda, y de Mazda, Masamichi Kogai, en la rueda de prensa en Tokio en la que han presentado su alianza. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

Los fabricantes japoneses Toyota y Mazda han alcanzado un acuerdo estratégico para desarrollar de forma conjunta tecnología para coches eléctricos. Además, invertirán 1.600 millones de dólares (1.454 millones de euros al cambio actual) en construir de forma conjunta una nueva planta en Estados Unidos. La alianza contempla que Toyota se hará con un 5% en el capital de Mazda, mientras que esta adquirirá un 0,25% de las acciones de Toyota.

Toyota y Mazda indicaron que este nuevo acuerdo servirá para reforzar la colaboración que mantienen desde hace años y explicaron que, además de esta cooperación a largo plazo, también han sellado un intercambio de capital con el que se conserva la independencia y la equidad entre las dos firmas.

Las dos compañías señalaron que estudiarán el desarrollo conjunto de vehículos eléctricos en un momento en que las regulaciones para reducir las emisiones globales llevan cada vez a más fabricantes a desarrollar vehículos de este tipo. Toyota había anunciado sus planes de comenzar a comercializar coches eléctricos para 2020, mientras que Mazda prevé entrar en este mercado en 2019.

Por otro lado, también han acordado trabajar en el desarrollo de nuevas tecnologías de infoentreteniento y multimedia para su incorporación a los vehículos, con el fin de prepararse ante el aumento previsto del uso de la demanda de conectividad en los automóviles.

Por último, Mazda y Toyota reforzarán, a su vez, su cooperación en el suministro de vehículos. En la actualidad, Mazda provee un sedan compacto a Toyota en Estados Unidos, al tiempo que esta suministrará un vehículo comercial a Mazda en Japón. Las dos firmas explorarán la posibilidad de ampliar a más modelos estas colaboración.

La cooperación en el sector del coche eléctrico de dos de los mayores fabricantes nipones del automotriz también responde a la buena marcha de la alianza Renault-Nissan, a la que su unió Mitsubishi Motors el pasado octubre, y que ha intensificado sus actividades para el desarrollo de estos nuevos vehículos.

Los fabricantes mundiales enfrentan actualmente enormes costes para desarrollar con rapidez nuevas tecnologías para coches de bajas emisiones y de conducción autónoma.

Sociedad conjunta en EEUU

Las dos firmas han acordado, además, la puesta en marcha de una joint venture en EEUU, a través de la que construirán una nueva factoría en el país. La previsión es que, una vez que esté operativo, en 2021, esta planta permita la creación de unos 4.000 puestos de trabajo y que cuente con una capacidad de producción anual de 300.000 vehículos de las dos marcas.

Esta planta será un gran empujón para el presidente estadounidense Donald Trump, que prometió incrementar la fabricación y el empleo en el sector automovilístico estadounidense.

El ministro de Comercio japonés, Hiroshige Seko, recibió de buen grado la cooperación de las dos empresas en el desarrollo de coches con tecnología de última generación. Seko dijo que el Gobierno nipón estudiaría cómo apoyar la difusión de vehículos de última generación como los eléctricos, híbridos enchufables o de pila de combustible.