Publicado: 12.09.2016 18:31 |Actualizado: 12.09.2016 18:31

El juicio contra la jefa del FMI en Francia por corrupción comenzará
el 12 de diciembre

Christine Lagarde está acusada de negligencia en la gestión de una indemnización millonaria al empresario Bernard Tapie. El Tribunal de Justicia de la República es el único organismo habilitado para juzgar a miembros del Gobierno por el ejercicio de sus funciones.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
lagarde

La presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde. 

PARÍS.- La directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, será juzgada a partir del 12 de diciembre por negligencia en la gestión de una indemnización millonaria al empresario Bernard Tapie cuando era ministra francesa de Finanzas, anunció hoy el Tribunal de Justicia de la República.

El proceso ante este organismo, el único habilitado en Francia para juzgar a miembros del Gobierno por el ejercicio de sus funciones, se prolongará durante varios días y, según la emisora France Info, podría durar hasta el 20 de diciembre.



En julio pasado, el Tribunal Supremo de Francia rechazó el recurso de Lagarde y confirmó que tendrá que sentarse en el banquillo.

La Corte de Casación había decidido anular el arbitraje decretado por Lagarde cuando era ministra del entonces presidente Nicolas Sarkozy para solventar el contencioso entre el Estado francés y Bernard Tapie por la venta de Adidas en 1994 al banco Crédit Lyonnais, en aquel momento de titularidad pública.

Por ese arbitraje, el Estado tuvo que indemnizar al empresario, próximo a Sarkozy, con 404 millones de euros, con el argumento de que Crédit Lyonnais habían conseguido una plusvalía exagerada gracias a Adidas.

Lagarde, titular de Finanzas de 2007 a 2011 y que inició en julio su segundo mandato al frente del FMI, fue imputada por considerar que actuó de forma negligente al recurrir al arbitraje, lo que benefició a Tapie, en lugar de dejar actuar a la justicia ordinaria.

En este caso también están imputados, entre otros, el que fuera su jefe de gabinete en 2007 y actual presidente del operador de telecomunicaciones Orange, Stéphane Richard, y el propio Tapie, por "desvío de fondos públicos" y complicidad.