Publicado: 16.06.2015 10:56 |Actualizado: 02.11.2015 20:07

La Justicia europea avala el plan de compra de deuda con el que Draghi salvó al euro de 2012

El tribunal de Luxemburgo sostiene que la medida, que alivió la tensión sobre las primas de riesgo de España a Italia, no viola la prohibición de ofrecer financiación monetaria a los Estados miembros.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:
El presidente del BCE, Mario Draghi, en una rueda de prensa en la sede de la entidad en Fráncfort. REUTERS

El presidente del BCE, Mario Draghi, en una rueda de prensa en la sede de la entidad en Fráncfort. REUTERS

BRUSELAS.- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictaminado este martes que el plan de compras ilimitadas de deuda pública (OMT, por sus siglas en inglés) que anunció el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, en verano de 2012, y al que se atribuye haber puesto fin a la crisis que amenazaba la existencia del euro, se ajusta plenamente al derecho comunitario.

La sentencia concluye que este programa, que nunca ha llegado a utilizarse, "no sobrepasa las atribuciones del BCE en materia de política monetaria ni viola la prohibición de ofrecer financiación monetaria a los Estados miembros".

El fallo responde a una cuestión planteada por el Tribunal Constitucional de Alemania. Los jueces alemanes pusieron en duda la legalidad de este programa, pero decidieron por primera vez en la historia elevar el caso al Tribunal de Justicia de la UE.

La sentencia supone también un aval indirecto al actual programa de compra de deuda que el BCE puso en marcha el pasado mes de marzo, y mediante el cual tiene previsto adquirir hasta 60.000 millones de euros al mes hasta septiembre de 2016 con el fin de combatir el riesgo de deflación en la eurozona. Este plan choca de nuevo con la oposición del Bundesbank alemán.



El programa OMT, anunciado por Draghi durante un discurso en Londres el 26 de julio de 2012, logró calmar los mercados y empezar a reducir las primas de riesgo de España e Italia, que estaban marcando máximos. "Dentro de nuestro mandato, el BCE está dispuesto a hacer lo que sea necesario para preservar el euro. Y créanme, será suficiente", dijo Draghi entonces.

El Tribunal Constitucional alemán preguntaba en concreto a la justicia europea si el programa excede el mandato del BCE en materia de política monetaria, usurpa competencias de los Estados miembros e infringe la prohibición de financiación monetaria de los Estados miembros impuesta por los Tratados.

"El programa OMT pertenece al ámbito de la política monetaria y, por tanto, forma parte de las atribuciones del Sistema Europeo de Bancos Centrales"

En su sentencia de este martes, el Tribunal de Justicia de la UE responde que "los Tratados de la Unión autorizan al Sistema Europeo de Bancos Centrales a adoptar un programa con las características del programa OMT". "Habida cuenta de sus objetivos y de los medios previstos para alcanzar esos objetivos, el programa OMT pertenece al ámbito de la política monetaria y, por tanto, forma parte de las atribuciones del Sistema Europeo de Bancos Centrales", subraya el fallo.

"Así, por una parte, al tratar de salvaguardar la unicidad de la política monetaria, el programa OMT contribuye a la realización de los objetivos de dicha política, en la medida en que, con arreglo a los Tratados de la Unión, ésta debe ser "única". Por otra parte, al tratar de salvaguardar la adecuada transmisión de la política monetaria, dicho programa puede, a la vez, preservar la unicidad de dicha política y contribuir al objetivo principal de ésta, que es el mantenimiento de la estabilidad de precios", apunta el Tribunal.

El fallo sostiene además que "las características específicas del programa OMT no permiten afirmar que dicho programa sea equiparable a una medida de política económica" y que "no viola tampoco el principio de proporcionalidad".

En cuanto a la prohibición de ofrecer financiación monetaria a los Estados miembros, el Tribunal de Justicia considera que el BCE ha dado garantías suficientes de que su intervención no tendría un efecto equivalente al de la adquisición directa de bonos soberanos a las autoridades y organismos públicos de los Estados miembros.

"En la medida en que estas garantías permiten evitar que las condiciones de emisión de los bonos soberanos se vean alteradas por la certeza de que el Sistema Europeo de Bancos Centrales recomprará los bonos tras su emisión, también permiten excluir que la aplicación del programa OMT produzca, en la práctica, un efecto equivalente al de la adquisición directa de bonos soberanos a las autoridades y organismos públicos de los Estados miembros", dice la sentencia.

Según el Tribunal de Justicia, "las características del programa OMT impiden igualmente que dicho programa pueda considerarse capaz de neutralizar en los Estados miembros la incitación a aplicar una sana política presupuestaria y, por tanto, capaz de eludir el objetivo que se persigue al prohibir ofrecer financiación monetaria a los Estados miembros".





El programa OMT de compra de bonos del Banco Central Europeo es compatible con la legislación europea, según dictaminaron el martes jueces del Tribunal de Justicia Europeo.

El máximo tribunal de la Unión Europea respondía a un recurso legal presentado por un grupo creado en Alemania formado por 35.000 personas, entre ellos políticos y académicos, que había cuestionado el programa de compra de bonos denominado OMT (por 'Outright Monetary Transactions').

En un comunicado que explica la sentencia, el tribunal fijó ciertas condiciones, diciendo que deben crearse salvaguardias para garantizar que el programa no infringe la prohibición de financiación monetaria de los gobiernos por un banco central.

"Este programa de compra de bonos soberanos en los mercados secundarios no sobrepasa las atribuciones del BCE en materia de política monetaria ni viola la prohibición de ofrecer financiación monetaria a los Estados miembros", dijo. (Información de John O'Donnell y Frank Siebelt; Traducido por Blanca Rodríguez)






BCE DEUDA (Ampliación)
El BCE da la bienvenida a la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo
Fráncfort (Alemania), 16 jun (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) dio la bienvenida a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que califica hoy de legal el programa de compra de deuda soberana en el mercado secundario anunciado en 2012.

El BCE dijo en un comunicado que "estudia de momento el texto antes de comunicar más".

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenció hoy que el programa de operaciones monetarias de compraventa del BCE es compatible con el Derecho comunitario.

La Corte con sede en Luxemburgo señaló que el programa de operaciones monetarias de compraventa no sobrepasa las atribuciones del BCE en materia de política monetaria ni viola la prohibición de ofrecer financiación monetaria a los Estados miembros.

El BCE anunció en agosto de 2012 un programa de compra de deuda soberana en el mercado secundario, que en realidad nunca ha aplicado hasta ahora, y que tenía condiciones estrictas y efectivas, incorporadas en un programa de asistencia europeo.

El Tribunal Constitucional alemán remitió al Tribunal de Justicia de la Unión Europea la demanda de 37.000 ciudadanos alemanes contra el programa de compra de deuda soberana del BCE tras declararse no competente en la materia.

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea Pedro Cruz Villalón ya se había pronunciado a mediados de enero de este año respecto a la legalidad de este programa de compra de deuda pública, el segundo que aplicó el BCE en la crisis financiera, y que además daba luz verde a la llamada expansión cuantitativa.

El BCE anunció a finales de enero de este año medidas de expansión cuantitativa, un nuevo programa de compras de grandes cantidades de deuda pública y privada, que es ya el tercero.

El BCE siempre ha defendido sus programas de compra de deuda y ha negado que se tratara de financiación de Estados, algo que prohíbe su mandato, que se limita a asegurar la estabilidad de precios. EFE






BCE DEUDA (Previsión)
La justicia europea considera legales las compras de deuda pública del BCE
Arantxa Iñiguez

Fráncfort (Alemania), 16 jun (EFE).- El Tribunal de Justicia de la UE consideró hoy que el Banco Central Europeo (BCE) se ajusta a su mandato y a la legalidad comunitaria con las compras de deuda pública de países de la zona del euro, una sentencia a la que la entidad financiera se limitó a dar la bienvenida.

En un comunicado, el BCE indicó que "estudia de momento el texto antes de comunicar más" acerca del fallo de la justicia europea, que califica de compatible con el derecho comunitario el programa de compra de deuda soberana en el mercado secundario anunciado en 2012.

La sentencia respalda asimismo jurídicamente las compras de grandes cantidades de deuda, sobre todo pública, pero también privada que el BCE inició el 9 de marzo.

El Banco Central Europeo quiere adquirir 60.000 millones de euros mensuales de deuda pública y privada hasta septiembre de 2016.

Hasta el 12 de junio, la entidad ha comprado deuda pública por valor de 170.249 millones de euros, mediante el que es ya el tercer programa de adquisiciones de deuda.

Según el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, el programa de operaciones monetarias de compraventa del BCE es, en principio, compatible con el derecho comunitario.

La corte señala que el programa de operaciones monetarias de compraventa no sobrepasa las atribuciones del BCE en materia de política monetaria ni viola la prohibición de ofrecer financiación monetaria a los Estados miembros.

Se trata de una sentencia esperada, por lo que apenas generó reacciones en los mercados financieros.

El BCE anunció en agosto de 2012 un programa de compra de deuda soberana en el mercado secundario, que era el segundo y en realidad nunca ha aplicado hasta ahora y que tenía condiciones estrictas y efectivas, incorporadas en un programa de asistencia europeo.

De este modo la entidad quería frenar apuestas en los mercados financieros contra algunos países de la zona del euro.

Pero unos 37.000 ciudadanos alemanes, entre los que se encuentran políticos conservadores pero también de izquierdas, demandaron el programa ante la Corte Constitucional germana, que decidió remitir el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea tras declararse no competente en la materia.

No obstante, el Constitucional alemán sí consideró que el BCE se excedía en sus competencias.

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea Pedro Cruz Villalón ya se había pronunciado a mediados de enero de este año respecto a la legalidad del segundo programa de compra de deuda pública, lo que dio luz verde a las adquisiciones de grandes cantidades de deuda pública que la entidad monetaria inició en marzo pasado.

A diferencia de lo que sugirió el abogado general, el Tribunal de Justicia de la UE ha ido más lejos y no ha puesto requisitos adicionales al programa como la transparencia y la condicionalidad.

El presidente del grupo de La Izquierda en el Bundestag (cámara baja del Parlamento germano), Gregor Gysi, dijo que "el Tribunal Constitucional alemán puede decir que determinados asuntos no son compatibles con la Constitución".

"Esperamos que el Tribunal Constitucional alemán acepte la sentencia", dijo el economista de UniCredit Tobias Rühl.

El BCE siempre ha defendido sus programas de compra de deuda y ha negado que se tratara de financiación de Estados, lo que prohíbe su mandato, que se limita a asegurar la estabilidad de precios.

El presidente del Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo), Hans-Werner Sinn, criticó una vez más la opinión de la corte europea.

"Es un error lamentable del tribunal. El BCE excede sus competencias y practica política económica", según Sinn, quien consideró que el Constitucional alemán no se debería dejar confundir por esta sentencia cuando se pronuncie. EFE