Público
Público

Primero de mayo Las reclamaciones del 1 de mayo: feminismo, mejores empleos y pensiones dignas

Bajo el lema 'Tiempo de ganar. Igualdad. Mejor empleo. Mayores salarios. Pensiones dignas', los sindicatos han tomado las calles de más de 70 ciudades españolas para luchar contra la creciente precariedad y desigualdad laboral.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Manifestación convocada por los principales sindicatos catalanes, CCOO y UGT, en Barcelona, en favor de unas pensiones y unos salarios dignos en un Primero de Mayo más político de lo habitual en Catalunya, por la situación política en esta comunidad EFE/Marta Pérez

El feminismo también ha llegado a la manifestación del 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo. Bajo el lema 'Tiempo de ganar. Igualdad. Mejor empleo. Mayores salarios. Pensiones dignas', los sindicatos han tomado las calles de más de 70 ciudades españolas para luchar contra la creciente precariedad y desigualdad laboral. Y sin olvidarse de las protestas contra la sentencia de 'La Manada': "No és abús, és violació", es la pancarta de cabecera de la manifestación en Barcelona. 

Desde las centrales sindicales se ha afirmado que este primero de mayo es la continuación de la manifestación "morada" de la lucha por la igualdad de las mujeres en España y de las de los pensionistas. Por ello, ambas reclamaciones ocupan los espacios principales de las marchas junto con las reivindicaciones laborales y sindicales.

En la rueda de prensa previa al arranque de la manifestación en Madrid, el secretario general de CC.OO., Unai Sordo, y el de UGT, Pepe Álvarez, han asegurado que el Gobierno y la patronal deben de ser conscientes de que este país ha dejado de lado la "resignación de la crisis", que sabe que "ahora se puede, que ahora hay dinero, que les estaban engañando y que se puede repartir el dinero que se está generando". Así, han resaltado que "hay que mejorar la recaudación de impuestos y repartir la riqueza que se genera a través de políticas sociales".

CCOO y UGT aseguran que el Gobierno y la patronal deben de ser conscientes de que se ha dejado de lado la "resignación de la crisis"

De hecho, han hecho hincapié en que si no hay un cambio en las políticas de redistribución de la riqueza de la mayoría social, van a seguir con las reivindicaciones, y que es imprescindible que los salarios se recuperen de forma generalizada para el conjunto de la clase trabajadora, especialmente para los trabajadores con salarios más bajos, donde están instalados los jóvenes y las mujeres.

"El sindicato ha hecho una propuesta del 3/3,1%, pero estamos dispuestos a hablar de esta medida teniendo en cuenta que los salarios más bajos tienen que subir", ha subrayado Sordo, tras asegurar que este año la negociación colectiva no va a acabar sin acuerdo como en 2017, porque lo que se está negociando es el Acuerdo para la Negociación Colectiva y el Empleo (AENC) para los próximos años.

Madrid: "Este 1 de mayo tiene un color violeta"

La manifestación ha empezado en torno a las 12 de la mañana en la plaza de Neptuno teñida de morado, por las banderas que predominaban y a ritmo de batucada. En la marcha, que ha finalizarado con la lectura del manifiesto, se han podido leer carteles pidiendo empleo de calidad y reivindicaciones feministas.

En este sentido, los líderes sindicales de Madrid de CC.OO., Jaime Cedrún y de UGT, Luis Miguel López Reillo, han dejado claro que el 1 de mayo tiene un contexto "especial": "Un color violeta". Con esto los sindicatos quieren mandar un mensaje "claro", porque el 8 de marzo no ha tenido respuesta, "a no ser que se entienda como respuesta la sentencia de La Manada'. Y se reclama que "de una vez por todas" haya una ley de igualdad salarial, "a igual empleo, igual salario". 

En la movilización han estado presentes el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que han apoyado a los trabajadores de La Zarzuela; el coordinador confederal de IU, Alberto Garzón, y el diputado de Ciudadanos, Sergio del Campo.

Barcelona: "'Igualdad + empleo + salarios + pensiones"

Miles de personas han salido hoy a la calle en Barcelona convocadas por CCOO y UGT de Cataluña con motivo del Primero de Mayo para reivindicar salarios y pensiones dignas y alzar la voz contra el retroceso que perciben en los derechos sociales en España y contra "la justicia patriarcal".

La pancarta de la cabecera en Bcn: 'Igualdad + empleo + salarios + pensiones. Ahora nos toca a nosotros'

La organizan ambos sindicatos para exigir la recuperación de los derechos perdidos por los trabajadores durante la crisis, y aglutinar las reivindicaciones sociales de los últimos meses, como las de los movimientos feministas y la de las pensiones. La pancarta de la cabecera reza 'Igualdad + empleo + salarios + pensiones. Ahora nos toca a nosotros', pero este año se ha antepuesto otra con la leyenda 'No es abuso, es violación #NoEsNo'.

La Guardia Urbana ha cifrado en 8.000 los asistentes a la manifestación unitaria de los dos principales sindicatos catalanes, que ha arrancado de Ronda Sant Pere con Via Laietana y ha acabado en la Plaza de la Catedral, mientras que estas centrales aseguran que han movilizado a unas 30.000 personas.

En la manifestación, han participado colectivos como el de las trabajadoras del sector de los cuidados personales y de la limpieza, que reclaman mejores salarios y condiciones de trabajo, empleados del grupo de infraestructuras Abertis y otros del ámbito de la investigación, que piden un convenio más favorable.

El secretario general de CCOO en Catalunya, Javier Pacheco (detrás d) y el secretario general de UGT en Cataluña, Camil Ros (detrás i) durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/Marta Pérez

Entre los partidos políticos, han dado apoyo a la marcha el PSC, presente con una pancarta propia a favor de la justicia social y con la participación de su primer secretario, Miquel Iceta; y Catalunya en Comú-Podem, con su coordinador, Xavier Domènech, así como Toni Morral, de Junts per Catalunya. ERC se ha sumado también a la manifestación con la presencia del secretario de Economía del Govern, Pere Aragonès, que encabezaba un grupo que portaban fotos de la exconsellera de Trabajo encarcelada, Dolors Bassa.

Además de en Barcelona, donde la manifestación ha estado marcada por la lluvia, también se han celebrado movilizaciones en otras ciudades catalanas como Girona, Tarragona, Tortosa y Lleida.