Publicado: 10.11.2016 20:43 |Actualizado: 10.11.2016 21:37

Las limpiadoras de RTVE, en huelga contra la explotación de una plantilla menguante

El 90% del personal ha secundado el paro, que llega tras meses de quejas a la empresa adjudicataria del servicios. Denuncian que 32 personas tienen que limpiar lo que antes hacían 80, que ha habido despidos y que no se suplen bajas ni jubilaciones

Publicidad
Media: 4
Votos: 5
Comentarios:
Cartel del personal de limpieza en RTVE anunciando su huelga.

Cartel del personal de limpieza en RTVE anunciando su huelga.

@JairoExtre

MADRID.- Cuando era 80 personas, limpiar los 221.000 metros cuadrados de los edificios de RTVE era duro, pero soportable. El problema llegó hace un año escaso en forma de nueva empresa adjudicataria. Su nombre, Team Facility Service; su sello: dos millones de euros de recorte en el presupuesto presentado a concurso. Ganó la adjudicación.

Este jueves, el 90% del personal de limpieza ha secundado una huelga por la "sobre-explotación" a la que se ven sometidos, afirma el sindicato CCOO. "Un éxito", celebra Josefa Jiménez, la sindicalista de las limpiadoras que, en declaraciones a Público, enumera las miserias por las que ella y sus compañeras tienen que pasar.



"En un año han reducido el personal a la mitad, quedamos 32 para todo Prado del Rey, Torrespaña, el Instituto de RTVE, la Casa de la Radio, platós, controles, despachos..." Josefa para de enumerar para dar una cifra : "Ante limpiábamos entre 1.500 y 2.000 metros cuadrados y ahora más de 7.000 por persona".

Asegura que los empleados no pueden soportar tanta carga de trabajo. El mes pasado, ocho compañeros pidieron la baja "por depresión, por estrés y por lesiones musculares. No pueden aguantar tanto", apunta Josefa. La empresa no ha contratado a nadie que les releve, y eso le indigna aún más: "¿También tienen que hacer negocio con el dinero de la Seguridad Social?", se pregunta retóricamente.

Team Facility Service S. L. es una empresa de limpieza no muy grande que se hizo con la contrata en septiembre de 2015. Según fuentes sindicales, presentó la oferta más barata en el concurso. Si la dirección de RTVE calculaba un presupuesto de diez millones de euros durante seis años de concesión, la empresa aseguró que podía prestar el mismo servicio, con el mismo personal y las mismas condiciones por ocho millones.

No debieron de cuadrar las cuentas porque, según denuncian los trabajadores, no tardaron en empezar los despidos. "Para rentabilizar el contrato, la empresa optó por una política de despidos periódicos programados y de no sustitución del personal en situación de baja", afirma CCOO. Según Josefa Jiménez, no está cumpliendo el convenio colectivo, ni siquiera el Estatuto de los Trabajadores. "La empresa tiene la obligación de subrogar a todos los trabajadores que había en plantilla. Está estipulado así. Pero ha despedido a casi la mitad y no ha contratado relevos para prejubilados y jubilados", protesta.

Se han quejado a la empresa, aunque sin éxito. Han recurrido a la Inspección de Trabajo "15 o 16 veces", también sin suerte. "Los únicos que nos dan la razón son los tribunales. Hemos ganado casi todos los juicios por despido improcedente. El problema es que los trabajadores han preferido pactar con la empresa una indemnización más alta que volver a su puesto de trabajo en las actuales condiciones", lamenta.

La huelga ha tenido éxito, aunque no se saben los efectos que tendrá. La empresa no ha anunciado ninguna medida, mientras que la dirección de RTVE ha recibido a los trabajadores y les ha pedido información detallada de los abusos que denuncian. ¿Habrá más huelgas? "La verdad es que, con nuestros salarios, tenemos que planificar bien el dinero que nos cuesta, pero si no cambia nada, en diciembre volveremos a parar", apunta Josefa. Cobran unos 32 euros brutos por jornada. "Los que tenemos algo de antigüedad cobramos entre 950 y 1.000 euros. Los que no, no pasan de 850 euros al mes". Poco dinero hasta para protestar.