Publicado: 07.11.2015 19:18 |Actualizado: 07.11.2015 19:18

Llega a los tribunales la revuelta de un accionista minoritario contra el inversor catarí de El Corte Inglés

El Juzgado Mercantil valorará las medidas cautelares solicitadas por Corporación Ceslar, el grupo accionista minoritario formado por la familia Areces Galán, tras oponerse a la incorporación del jeque.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber al Thani, en una intervención en el Foro Davos. REUTERS

El jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber al Thani, en una intervención en el Foro Davos. REUTERS

MADRID.- El conflicto entre los accionistas de El Corte Inglés a raíz de la entrada del inversor catarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber al Thani llega a los tribunales. El juzgado de lo Mercantil número uno de Madrid ha convocado para el próximo 20 de noviembre a los representantes legales de El Corte Inglés y Corporación Ceslar, entidad que agrupa participaciones de la familia Areces Galán, con el objeto de valorar la petición de adopción de medidas cautelares solicitadas por dicha entidad.

El enfrentamiento se produjo tras las críticas lanzadas por parte del grupo accionista minoritario a la incorporación del jeque catarí en el accionariado. El nuevo inversor, ex ministro de Catar, adquirió el pasado mes de agosto el 10% del capital de la empresa y el derecho a formar parte en el consejo de administración.

La oposición pública de Ceslar a dicha operación desembocó en su cese como consejero de la empresa, llevado a cabo durante la última junta general de accionistas del gigante de la distribución.



Ceslar solicita, como medidas cautelares, la anotación preventiva de la demanda a efectos del Registro Mercantil y la suspensión del cese de su representante en el consejo de administración de El Corte Inglés, consecuencia del acuerdo impugnado adoptado en la junta ordinaria de accionistas del gigante de la distribución, celebrada el pasado 30 de agosto.

En dicha junta, los accionistas aprobaron el cese de Corporación Ceslar como consejero de la compañía con el voto favorable de todo el capital presente y representado en la asamblea, con la excepción de Ceslar, Carlota Areces Galán y Javier Areces Galán.

Dicha propuesta de cese vino motivada por los reiterados incumplimientos por Ceslar, que se había posicionado en contra de la entrada del inversor catarí, de sus deberes legales como administrador. Tras la celebración de la junta de accionistas de El Corte Inglés, Corporación Ceslar anunció que impugnaría dicha junta.