Público
Público

COMUNIDAD DE MADRID CORDISH Madrid rechaza otra vez el macrocomplejo hotelero y de ocio de Cordish

El Gobierno de la Comunidad de Madrid rechaza el proyecto para la localidad Torres de la Alameda al alegar, entre otras cuestiones, que no presenta un "impacto relevante" en el desarrollo de la región.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:

Recreación facilitada por Madrid Rendering, del "megacomplejo" de la compañía estadounidense Cordish /EFE

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha rechazado por segunda vez el proyecto de la empresa Cordish para construir un macrocomplejo hotelero y de ocio en la localidad de Torres de la Alameda al alegar, entre otras cuestiones, que no presenta un "impacto relevante" en el desarrollo de la región.

"No tiene la relevancia desde el punto de vista económico, de ocio y cultural, y no tiene el suficiente impacto", ha explicado a los medios la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo.

El pasado mes de marzo, el Gobierno madrileño anunció por primera vez su negativa a tramitar el proyecto de Cordish para crear el complejo 'Live! Resorts Madrid' al cuestionar su encaje en la categoría de Centro Integrado de Desarrollo (CID) y no ver acreditada su viabilidad económica.

Fue el propio promotor quien en este caso solicitó la figura de CID, que permite construir en cualquier tipo de suelo salvo en los de especial protección y ofrece ventajas fiscales.

Cuando presentó originalmente el proyecto, en diciembre de 2016, la empresa estadounidense anunció que preveía invertir 2.200 millones de dólares (más de 2.000 millones de euros) para construir un "megacomplejo" de ocio de 134 hectáreas en Torres de la Alameda que generaría 56.433 empleos. Para ello, planteó la construcción de hoteles, restaurantes, oficinas, cines, un teatro, un centro de convenciones y una zona de juego.

La empresa estadounidense preveía generar  56.433 empleos en la construcción del "megacomplejo"

Tras la primera negativa, la empresa estadounidense empezó a preparar una nueva propuesta que incluía una playa artificial, instalaciones culturales y un sendero alrededor del complejo. Sin embargo, para la consejera "no existen modificaciones sustantivas en el nuevo proyecto presentado", por lo que considera que con este nuevo rechazo están siendo "coherentes".

Entre otras cuestiones, ha comentado que desde la Comunidad de Madrid no consideran necesario apostar en este momento por un modelo de desarrollo "basado de forma casi exclusiva en actividades de juego". "No hay una demanda especial, los casinos que tenemos la cubren perfectamente", ha asegurado.

Tras analizar la nueva propuesta a través de ocho direcciones generales de la Comunidad de Madrid, el Gobierno regional ha estimado que el juego supondría el 63 % de los ingresos previstos por el promotor, mientras que las reuniones, conferencias y exposiciones se reducirían al 3 %.

El proyecto no está enterrado del todo porque Cordish podría presentar una tercera propuesta, aunque la consejera de Economía ha anunciado la intención del Gobierno de impulsar un cambio legislativo para que los CID con casino, como en este caso, solo se puedan construir en suelos de titularidad pública. Si esta modificación prosperase, el complejo 'Live! Resorts Madrid' no podría construirse porque Cordish tiene la opción de compra en un suelo privado no urbanizado.

El impacto cultural es "poco relevante"

El impacto cultural sería "poco relevante" ya que, además, los museos propuestos (Salón de la fama del fútbol mundial, museo del Ratoncito Pérez y centro de interpretación de las vías pecuarias) "no cumplen los requisitos establecidos por la legislación" para ser considerados como tales.

"El proyecto no presenta una propuesta de posicionamiento dentro de la oferta cultural madrileña con respecto a otras grandes capitales de nuestro entorno", añaden desde el Ejecutivo madrileño.

Desde el punto de vista del turismo, consideran que el proyecto no justifica la puesta en marcha de un CID porque los 676.764 turistas que prevé atraer el promotor "supondrían un crecimiento menor al que actualmente está experimentando la Comunidad".

Estas cifras, al igual que las relacionadas con la creación de empleo, están justificadas "de forma insuficiente" para la Comunidad, que ve en ellas "un elevado riesgo de sobrevaloración".

Por otro lado, el Gobierno regional ha alertado de "importantes cargas y riesgos para la administración" por la "necesidad de infraestructuras de transporte complementarias a las actuales".