Público
Público

Manuel Arroyo sustituye a Jorge Garduño al frente de Coca-Cola Iberia

El nuevo hombre fuerte de la multinacional en España procede de la aceitera Deoleo. Anteriormente ocupó diversos puestos durante más de dos décadas en la empresa de refrescos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sede de Coca Cola. E.P.

Coca-Cola ha nombrado a Manuel Arroyo nuevo director general de Coca-Cola Iberia, sustituyendo en el cargo a Jorge Garduño, quien ocupará nuevas responsabilidades internacionales en la organización, informó la compañía.

En su nuevo cargo, Arroyo, que fue consejero delegado de Deoleo hasta el pasado mes de septiembre, estará al frente de los mercados de España y Portugal, "reforzando su posición y liderazgo a nivel global y contribuyendo al éxito y los resultados de Europa", señaló la compañía.

El nuevo director general de Coca-Cola Iberia es un antiguo hombre de la casa, ya que ocupó ya durante más de dos décadas puestos de diversa índole en Coca-Cola. Inicialmente se incorporó al equipo de marketing en España, para más tarde liderar en Atlanta la primera estrategia global de la compañía en torno al agua.

Manuel Arroyo, nuevo director general de Coca-Cola Iberia. E.P.

Arroyo volvió después a España para ocupar el puesto de director general y finalmente fue nombrado presidente de la zona del Sudoeste asiático. Tras esto, decidió continuar su carrera profesional en SC Johnson, liderando la zona Asia Pacífico, y, posteriormente, fue consejero delegado de Deoleo.

Su nombramiento se hará efectivo en el mes de marzo. Durante las próximas semanas, Arroyo y Jorge Garduño trabajarán conjuntamente para garantizar una transición "fluida y ordenada".

Arroyo, que señaló que afronta "este nuevo reto con mucha ilusión", destacó el "privilegio" que supone poder formar de nuevo parte de Coca-Cola "en un mercado tan importante como el español".

Por su parte, Jorge Garduño ha dirigido Coca-Cola en España y Portugal durante dos años, en los que ha logrado que el mercado ibérico volviera a la senda del crecimiento, ha dirigido la transición de Coca-Cola Iberia tras su integración en Europa Occidental y ha acompañado a la compañía en su nueva relación con el embotellador tras la creación de Coca-Cola European Partners como el mayor embotellador independiente del mundo.