Público
Público

Guitarras Gibson Las guitarras Gibson, en bancarrota

El fabricante llega a un acuerdo con sus acreedores para mantener su actividad. La firma tenía que afrontar una deuda en bonos del orden de 375 millones de dólares.  

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 6

Imagen que abre la página web http://www.gibson.com/

El fabricante de las guitarras eléctricas Gibson, en bancarrota. La compañía que ha elaborado las guitarras Gibson con las que han tocado desde Elvis Presley a Keith Richards, entre otros muchos icónicos artistas, ha presentado este martes una petición para declararse en bancarrota junto a un plan para reflotar la empresa.

Con un volumen de ventas anuales de 170.000 guitarras en más de 80 países, Gibson realizó hoy formalmente este reclamo en el tribunal de bancarrotas del Distrito de Delaware para protegerse de sus acreedores que, según propone en su plan de recuperación, en parte podrían pasar a convertirse en accionistas.

La entidad ha realizado la petición de bancarrota asegurando que ya tiene el apoyo de muchos de sus acreedores y prestamistas para acometer el plan que le permitiría mantener la viabilidad. 

El declive

La razón que ha guiado a esta situación económica es el declive en la venta de instrumentos, así como una estrategia de recortes que no ha logrado contener una caída financiera "devastadora" y que ha generado el nerviosismo entre sus acreedores.

Entre los músicos que han usado las guitarras Gibson están B.B. King, Pete Towsend, Eric Clapton, Chuck Berry, Jimmy Page, Duane Allman o Lenny Kravitz.

Asimismo, El Periódico explica que los intentos de la compañía por entrar en el mercado de sistemas de audio para el gran público con Gibson Innovations terminaron afectando al equilibrio financiero de la empresa. Sobre todo tras la adquisición en 2014 de una filial de Philips por 135 millones de dólares.

Asimismo, la citada noticia también menciona el 'gatillazo' que supuso el lanzamiento de una guitarra que reinterpretaba a la clásica Les Paul, pero incorporando tecnología digital. A pesar de la inversión financiera, el lanzamiento fue un fracaso y dejó muy tocadas las cuentas de la empresa.

"Invisible para los clientes"

A pesar de esta situación de bancarrota, la compañía ha informado a través de un comunicado de que el proceso "será prácticamente invisible para los clientes". Así, la compañía informa de que Gibson, también propietaria de Epiphone, seguirá fabricando el modelo Les Paul (LP), SG, ES-335, etcétera. En este sentido, el presidente de Gibson, Henry Juszkiewicz, dijo en un comunicado que la compañía había dado "pasos sustanciales" en los últimos doce meses hacia una "reestructuración operacional". El plan propuesto fue consensuado con los propietarios del 69 % de la deuda de la empresa en 2018, según el mismo escrito.

El nuevo plan de transición, según la entidad, supondría una inyección de 135 millones de dólares en nuevos créditos para la empresa, fundada a finales del siglo XIX, además de acabar con un departamento de dispositivos de audio personales de los que disponía Gibson tras la compra de parte del negocio de Philips.

La cuantía ofrece "fondos para el negocio de instrumentos musicales y audio profesional y apoya a los principales proveedores y distribuidores de la compañía" y permitiría a Gibson tener "capital financiero utilizable, menos deuda material".

"Dará a la empresa la liquidez que necesita para mantener sus operaciones en el curso ordinario de su reorganización", aseguró en un comunicado Gibson, que también aseguró que la reestructuración dejará el área de desarrollo de dispositivos de audio no profesionales.

También implicaría la salida de Juszkiewicz como su máximo directivo y un mayor control de los acreedores sobre sus operaciones después de que algunos inversores rechazaran entrar en la empresa debido a su presencia, según informó previamente Bloomberg.

Desde 1984, Gibson tiene su sede en Nashville, ciudad con gran tradición musical en la que desarrolló su carrera y falleció Johnny Cash, icono de la música "country".
Entre los músicos que han usado las guitarras Gibson, tanto eléctricas como acústicas, están B.B. King, Pete Towsend, Eric Clapton, Chuck Berry, Jimmy Page, Duane Allman o Lenny Kravitz.