Publicado: 08.11.2016 19:38 |Actualizado: 08.11.2016 19:38

Marks & Spencer recortará más de 2.000 empleos, cerrará 53 tiendas y saldrá de diez países

El beneficio de la cadena textil británica en el primer semestre de su ejercicio fiscal se desploma un 90%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El logo de Marks & Spencer en el exterior de una tienda en Londres. REUTERS/Stefan Wermuth

El logo de Marks & Spencer en el exterior de una tienda en Londres. REUTERS/Stefan Wermuth

LONDRES.- La cadena textil británica Marks & Spencer (M&S) llevará a cabo una reestructuración de sus operaciones a nivel internacional mediante el cierre de las 53 tiendas que opera en mercados donde registra pérdidas, lo que supondrá el recorte de unos 2.100 empleos y salir de una decena de países, incluyendo China, Francia, Bélgica, Estonia, Hungría, Lituania, Países Bajos, Polonia, Rumanía y Eslovaquia.

"Proponemos el cierre de las 53 tiendas propias en estos diez mercados, incluyendo siete en China, siete en Francia y todas las existentes en Bélgica, Estonia, Hungría, Lituania, Países Bajos, Polonia, Rumanía y Eslovaquia", indicó la compañía, que el pasado ejercicio registró pérdidas de 45 millones de libras (50,5 millones de euros) por el negocio operado directamente en estos mercados.



De este modo, M&S expresó su intención de comenzar las negociaciones con los alrededor de 2.100 empleados afectados, tras las que espera incurrir en costes extraordinarios de entre 150 y 200 millones de libras (168 y 224 millones de euros), principalmente relacionados con el cierre de establecimientos y el pago de indemnizaciones.

Por otro lado, M&S continuará operando tiendas propias en República Checa, Irlanda y Hong Kong, además de contar con un red de 267 tiendas franquiciadas en 34 países y 'joint ventures' en Grecia e India. Asimismo, la firma vende 'online' en 21 mercados mediante tiendas propias o páginas web como Myntra (India) o Zalando (Europa).

Ajustes en Reino Unido

Asimismo, la cadena británica ha confirmado sus planes para simplificar sus oficinas en Reino Unido, lo que supondrá, como ya anunció en septiembre, el recorte de unos 525 empleos, reduciendo en unos 400 puestos de trabajo las posiciones en Londres, con el objetivo de reducir sus costes en unos 30 millones de libras al año (34 millones de euros).

Varios peatones pasan por delante de la tienda de Marks & Spencer en los Campos Elíseos de París. REUTERS/Philippe Wojazer

Varios peatones pasan por delante de la tienda de Marks & Spencer en los Campos Elíseos de París. REUTERS/Philippe Wojazer

Asimismo, M&S prevé reducir en unas 60 el número de tiendas dedicadas a ropa y hogar en Reino Unido, donde dispone actualmente de 304 establecimientos, incluyendo el cierre de una treintena de tiendas, al mismo tiempo que prevé incrementar su presencia en el negocio de alimentación con la apertura de 200 tiendas 'Simply Food' hasta finales del ejercicio 2018/19.

"Durante los cinco próximos años transformaremos nuestra presencia en Reino Unido con unas 60 tiendas menos de ropa y hogar, mientras seguimos aumentado el número de tiendas de productos de alimentación", destacó Steve Rowe, consejero delegado de M&S.

Asimismo, Rowe destacó que internacionalmente se propone dejar de operar en diez mercados generadores de pérdidas, aunque se pretende continuar desarrollando la presencia de la firma mediante la fortaleza de nuestros franquiciados.

Un perchero con prendas en una tienda de Marks & Spencer en Londeres. REUTERS/Suzanne Plunkett

Un perchero con prendas en una tienda de Marks & Spencer en Londeres. REUTERS/Suzanne Plunkett

"Son decisiones duras, pero vitales para construir un futuro M&S más simple, más relevante, multicanal y enfocado a lograr una rentabilidad sostenible", apuntó el consejero delegado.

Resultados semestrales

M&S anunció sus planes de reestructuración coincidiendo con las cuentas del primer semestre de su ejercicio fiscal, cuando obtuvo un beneficio neto atribuido de 16,9 millones de libras (19 millones de euros), una cifra un 90,2% inferior al resultado del mismo periodo del ejercicio precedente.

La cadena textil logró mantener estable su cifra de negocio, que se situó en 4.993,5 millones de libras (5.614 millones de euros), mientras incrementó un 1,8% su endeudamiento, hasta 2.240 millones de libras (2.519 millones de euros).