Publicado: 22.08.2015 14:10 |Actualizado: 22.08.2015 14:10

Más de 2,5 millones de viajeros de Ryanair podrán reclamar por retrasos

Un tribunal británico otorga a los clientes 6 años para exigir compensaciones y señala a que la compañía de bajo coste no puede dictaminar unilateralmente el tiempo que tiene un pasajero para presentar una queja.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Varios pasajeros desembarcan de un avión de Ryanair. EFE

Varios pasajeros desembarcan de un avión de Ryanair. EFE

LONDRES.- Más de 2,5 millones de usuarios de la aerolínea irlandesa Ryanair podrían reclamar contra la compañía por haber sufrido retrasos en sus vuelos, tras hacerse pública la sentencia de un juzgado del condado de Manchester que otorga a los clientes seis años y no dos para exigir compensaciones.

La cifra global de esta indemnización, según los abogados de los pasajeros de Ryanair que presentaron la denuncia, podría ascender a 610 millones de libras (unos 850 millones de euros).

La sentencia, que puede suponer un hito para las víctimas de los retrasos, aunque solo afecta a Inglaterra y Gales, determina que la compañía de bajo coste no puede dictaminar unilateralmente el tiempo que tiene un cliente para presentar una queja.



Además, sostiene que Ryanair se equivocó al prohibir que los pasajeros exijan indemnizaciones después de dos años, porque "la ley de la Unión Europea dice que tienen derecho a hacer reclamaciones hasta seis años después".

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary. EFE

Para Ryanair, establecer un periodo de seis años es algo "innecesario e irrazonable", por lo que anunció que apelará contra la resolución sobre este pleito, presentado en 2008 por dos pasajeros que volaban desde la localidad catalana de Reus al aeropuerto de Stansted, y que sufrieron un retraso de ocho horas.

El Tribunal Supremo británico dictaminó el año pasado que los pasajeros deberían tener seis años para reclamar, pero Ryanair alegó entonces que los usuarios conocen los términos de los vuelos cuando reservan su plaza y, por lo tanto, saben que el límite para exigir compensaciones son solo dos.

Pero en esta nueva sentencia de la Corte del condado de Manchester, ciudad situada en el norte de Inglaterra, el juez determinó que la compañía que dirige Michael O'Leary no puede usar una cláusula "en su letra pequeña" para imponer un límite.

Etiquetas