Público
Público

Resultados La matriz de Iberia gana un 28,8% más en 2016, hasta los 1.952 millones, pese al Brexit

IAG anuncia una recompra de acciones de 500 millones a lo largo de 2017 para aumentaría la retribución a los accionistas 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejero delegado del grupo IAG, Willie Walsh, en una rueda de prensa en Dublín. AFP /Paul Faith

El holding IAG (que engloba a las erolíneas Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus), registró un beneficio neto de 1.952 millones en 2016, lo que supone un incremento del 28,8% respecto un año antes, pese a la devaluación de la libra esterlina tras el Brexit.

"Nuestro rendimiento se vio afectado por un efecto cambiario adverso de 460 millones de euros, debido, en concreto, a la devaluación de la libra esterlina tras el referéndum británico", ha subrayado el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, quien ha apuntado que, a pesar de esta circunstancia, la compañía ha realizado avances positivos y ha aprovechado los logros de sus primeros cinco años.

El beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales se situó en 2.535 millones de euros en 2016, lo que supone un incremento del 8,6%, es decir 460 millones de euros más que en el ejercicio anterior. A pesar del descenso de las tarifas, el margen operativo del grupo mejoró por el abaratamiento del combustible.

Los ingresos totales cayeron un 1,3%, hasta 22.567 millones de euros (o un 5,8% en base comparable), lastrados por la depreciación de la libra esterlina, al tiempo que los ingresos unitarios de pasaje del ejercicio disminuyeron un 5,4% a tipos de cambios constantes, tras una caída del 12,7% en el último trimestre.

Los gastos totales de la operaciones alcanzaron los 20.032 millones de euros, un 2,4% menos con respecto a 2015. Los costes unitarios de combustible del ejercicio cayeron un 26,8% antes de partidas excepcionales, un 25% a tipos de cambio constantes. Excluyendo el combustible y antes de partidas excepcionales disminuyeron un 4,1% (+0,5% a tipo constante). Por su parte, los gastos de personal descendieron un 3,5% (4.825 millones de euros). El gasto del ejercicio también refleja el deterioro del negocio de BA en Francia, el efecto de la adquisición de Aer Lingus y la amortización acelerada de los A340-300 de Iberia en 2015.

Las aerolíneas que integran IAG: Air Lingus, BA, Iberia y Vueling. E.P.

Por compañías, Iberia registró un beneficio de las operaciones de 271 millones de euros, lo que supone un aumento de 49 millones de euros, con un incremento del 22,6% con respecto al ejercicio de 2015, con un margen operativo ajustado del 7,6%. Los ingresos totales ascendieron a 4.586 millones de euros, un 2,4% menos. El resultado bruto de explotación antes de amortizaciones y alquileres (Ebitdar) de Iberia fue de 738 millones de euros en 2016, lo que supone un aumento del 6,5%.

Iberia logró un beneficio de 271 millones, con unos ingresos totales de 4.586 millones

Iberia aumentó un 4% su capacidad en 2016 sobre una reducción de ingresos unitarios afectados por un desajuste de la oferta en largo radio, especialmente en Latinoamérica, y en menor medida, en Norteamérica, España y el resto de Europa caracterizándose por un entorno de mercado difícil, si bien los ingresos mantuvieron una relación relativamente estable. Los ingresos por pasaje se redujeron un 5% (3.395 millones de euros).

Los costes unitarios de la aerolínea española, excluido el combustible, mejoraron gracias a una mayor productividad en Iberia, que continúa inmersa en su plan de transformación, y la reducción de costes comerciales.

Vueling, por su parte, registró un beneficio operativo de 60 millones de euros en 2016, lo que supone un 62,4% más, con un margen operativo ajustado del 6,7%. La aerolínea catalana se vio afectada por la huelga de controladores en Francia en "un año difícil", que provocaron "interrupciones considerables" abordadas con planes de contingencia y recursos temporales. Los ingresos totales de la aerolínea catalana alcanzaron los 2.065 millones de euros en 2016, lo que supone un aumento del 5,2%, con unos ingresos por pasaje un 5,3% mayores (2.049 millones de euros).

De su lado, British Airways (BA) obtuvo un beneficio operativo de 1.473 millones de libras esterlinas (1.745 millones de euros), lo que supone un aumento del 17,8%. Los ingresos totales de la aerolínea británica alcanzaron los 11.443 millones de libras esterlinas (13.561 millones de euros), un 1,2% más. El Ebitdar fue de 2.402 millones de libras esterlinas (2.846 millones de euros), un 12,7% más.

En cuanto a la irlandesa Aer Lingus, el beneficio de operaciones fue de 233 millones de euros, lo que supone un aumento de 109 millones de euros (+86,9%) en su primer año tras la adquisición, impulsado por el abaratamiento del combustible. Sus ingresos totales sumaron 1.766 millones de euros (+2,8%) y su Ebitdar fue de 399 millones de euros (+40,2%).

Recompra de acciones

Walsh ha anunciado además que a lo largo de 2017 la compañía tiene la intención de aumentar la retribución a los accionistas a través de una recompra de acciones de 500 millones de euros que se podría implementar a través de uno o más programas de recompra de acciones. "Tenemos una gran confianza en las perspectivas de futuro de IAG y vamos a incrementar la rentabilidad de efectivo a nuestros accionistas", ha afirmado.

Durante 2016, la deuda neta ajustada del grupo se redujo un 4,1% hasta los 8.159 millones de euros y el apalancamiento ajustado mejoró 3 puntos, un ratio deuda ajustada/Ebitdar de 1,8 veces. El flujo de caja del IAG ascendió a 1.046 millones de euros (+46,2%). El grupo dispone de reservas por 6.100 millones de euros.