Público
Público

mercadona Mercadona obliga a sus proveedores a "evitar la sed y el hambre de sus animales"

La 'Política de Bienestar Animal' que fija la cadena de alimentación a sus proveedores e interproveedores obliga a cuidar la dieta, la comodidad y hasta los sentimientos de los animales. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

Fotografía de una de las 1.600 tiendas que Mercadona tiene por toda España. / MERCADONA

La 'Política de Bienestar Animal' que fija Mercadona a sus proveedores e interproveedores obliga a evitar la sed y el hambre de los animales, la incomodidad, el dolor o incluso sentimientos como el miedo y la angustia, según recoge el medio valenciaplaza

Para Mercadona, el bienestar animal es un principio irrenunciable en todas sus vertientes, explica al respecto la cadena de alimentación. Por ello, sus proveedores e interproveedores deberán aplicar "normas de bienestar durante toda la vida del animal" tanto en las instalaciones como en el resto de procesos para garantizar su bienestar.

Desde la compañía garantizan que "trabajan estrechamente con sus proveedores para evitar que los animales estén expuestos a determinadas circunstancias, principalmente proporcionarles acceso a agua potable y a una dieta adecuada para mantener la salud y el vigor".

Además, se preocupan de que tengan un "ambiente apropiado que incluya refugio y una zona de descanso cómoda, medidas preventivas de diagnóstico rápido con un tratamiento adecuado y un manejo apropiado de los animales para que no sufran". 

Otro de los requisitos que incluye Mercadona es que "el personal de las explotaciones ganaderas cuente con la formación adecuada para evitar cualquier tipo de dolor o sufrimiento inducido por el manejo en la crianza, en el transporte y en el sacrificio" y la "implantación de estándares certificables de bienestar animal en el horizonte del año 2001".

El caso de Huevos Guillén

Mercadona ha recordado la legislación que le impuso a su principal proveedor de huevos Huevos Guillén y pone como ejemplo el caso de "las gallinas ponedoras en suelo". En 2007, la empresa comenzó a adaptar sus granjas a la nueva legislación de bienestar animal en gallinas de puesta, anticipándose a su entrada en vigor en 2012. Fue el primer productor en España en cumplir dicha normativa.

"No obstante, la compañía es consciente y comparte la creciente sensibilidad de la sociedad sobre los aspectos relativos al bienestar de los animales de corral". "Fruto de esta preocupación, [...] la compañía fue pionera en comercializar huevos de gallina campera (criadas en libertad) a principios de los 90. Actualmente se pueden encontrar en todos los supermercados de la cadena", indica.

Tras dos años de trabajo con Huevos Guillén, "durante 2017 está previsto empezara ofrecer a nuestros clientes huevos de gallinas criadas en suelo, sin jaula". "Esta será otra opción más dentro del surtido de huevos de cara a ampliar la oferta para los consumidores. Estamos trabajando conjuntamente para la reconversión de las granjas, con el horizonte de 2025", detalla la firma.