Público
Público

Monte dei Paschi di Siena aumenta sus pérdidas tras su rescate, hasta 3.502 millones

El banco más antiguo del mundo tiene como objetivo volver a los beneficios en 2018 de acuerdo con el plan de reestructuración acordado con la Comisión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El logo de Monte dei Paschi di Siena, en su sede. E.P.

Banca Monte dei Paschi di Siena registró pérdidas netas atribuidas por valor de 3.502 millones de euros al cierre del ejercicio 2017, lo que supone un incremento de los números rojos de un 8% respecto a los contabilizados un año antes, golpeado por amortizaciones, caída de ingresos y cargos únicos, según informó la entidad en un comunicado.

Monte dei Paschi di Siena fue rescatado a principios de 2017 con una inyección de recursos públicos con el objetivo de lograr su recapitalización cautelar y dar a la entidad la capacidad financiera para acometer una reestructuración profunda y sanear sus cuentas, lastradas por los préstamos improductivos.

El banco toscano, el más antiguo del mundo puesto que sus orígenes se remontan a 1472, tenía unas necesidades de capital de unos 8.100 millones de euros, de los que el Estado italiano aportó 3.900 millones, mientras que los inversores asumieron el resto del costo.

La cifra de negocio del ejercicio fue de 4.025 millones de euros, un 6% menos que los ingresos logrados en 2016, mientras que el margen de intereses cayó un 11,5%, hasta 1.788 millones de euros, y los ingresos por comisiones se redujeron un 14,3%, hasta 1.576 millones de euros.

En el cuarto trimestre, el banco reservó un cargo único de 170 millones de euros debido a los costos iniciales de cobro tras la venta de su negocio de recuperación de deuda. También tenía 166 millones de euros en costos legales.

A 31 de diciembre de 2017, la ratio CET1, que mide la solvencia financiera, se situó en el 14,8%, frente al 8,2% del mismo periodo de 2016, y del 15,2% de finales de septiembre de 2017.

Tras las pérdidas del último ejercicio, Monte dei Paschi apunta a una ganancia de 570 millones de euros en 2019 en virtud de un plan de reestructuración acordado con la Comisión Europea para obtener luz verde del rescate.