Público
Público

PRESUPUESTOS Montoro anuncia que con sus cifras “en 2020 habrá desaparecido ya la crisis”

El ministro de Hacienda logra aprobar el “techo de gasto” para 2018 con Ciudadanos, PNV, CC y la abstención de NC pese a la oposición de toda la izquierda y nacionalistas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro /EUROPA PRESS

El ministro Cristóbal Montoro ha sentenciado esta tarde en el Congreso de los Diputados que la crisis económica habrá desaparecido “definitivamente” en el año 2020. Eso sí, para que esa afirmación se cumpla deberán cumplirse las previsiones contempladas en las cifras de los objetivos de estabilidad presupuestaria de deuda pública para el periodo 2018-2020.

“Estamos ante la mejor oportunidad de crecimiento”, ha pontificado Montoro. A lo largo de media hora de intervención, el titular del ministerio de Hacienda ha desgranado los logros de los últimos años para concluir que hay que mantener “la senda más solida para el crecimiento económico, del empleo y para la reducción de la deuda pública”.

Con el mismo énfasis y en el mismo paquete macroeconómico ha incluido el conocido “techo de gasto”, es decir, el marco en el que debe encajarse las cifras del proyecto de Presupuestos Generales del estado para 2018 (PGE). Montoro ha anunciado que el aumento será del 1,3% del PIB hasta los 1.497 millones de euros, dato al que añadió la “flexibilidad” para las comunidades autónomas para relajar en una décima sus respectivos déficits en el próximo ejercicio, del 0,3% al 0,4%.

En sus previsiones para los próximos tres años Montoro ha insistido en su optimismo, lindante en el triunfalismo: para 2020 se habrá reducido la deuda en 70.000 millones de euros, habrá más de 20 millones de personas empleadas y el déficit público estará por debajo del 3% “abandonado el déficit excesivo”.

El ministro ha agradecido el apoyo de los grupos PP, UPN, Foro, Ciudadanos, Coalición Canaria y PNV

El ministro ha agradecido el apoyo de los grupos parlamentarios, citando expresamente al PP, UPN, Foro, Ciudadanos, Coalición Canaria y, de forma calculada, al PNV con quien sigue negociando y la actitud de Nueva Canarias – por la abstención de su diputado Pedro Quevedo -. Ha criticado, sin citarlo, al grupo socialista por el cambio de su voto negativo “tras haber votado en diciembre a favor del techo de gasto para este ejercicio. Estoy esperando sus explicaciones”.

El Gobierno logrará la aprobación de este cuadro macroeconómico que, a priori, vaticina un respaldo para el PGE de 2018 con los mismos votos que las cuentas para este año, ratificadas a finales del pasado mes de junio y que ya se encuentran en vigor.

Esta victoria parlamentaria del Gobierno se ha producido pese a la oposición frontal de toda la oposición de izquierdas – grupo socialista, grupo de Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea y Compromís – y de las formaciones soberanistas catalanas de ERC y PDeCAT.

El debate entre los diferentes portavoces de la izquierda con el ministro fue un continúo cruce de reproches y, de paso, de numerosas cifras y porcentajes. El socialista Pedro Saura fue contundente nada más tomar la palabra: “El problema tras la sentencia del tribunal Constitucional sobre su amnistía fiscal es usted; trata mejor a los evasores y defraudadores fiscales que a los contribuyentes normales”. “Debería estar en su casa”, agregó Saura en la contrarréplica.

"Lo que presenta es una estafa", denuncia Garzón sobre la propuesta de Montoro

Alberto Montero y Alerto Garzón, en nombre de Unidos Podemos, descalificaron de plano la propuesta presentada por el ministro. “El sacrificio sigue siendo el de los más desprotegidos y débiles”, enunció Montero. “Lo que presenta es una estafa”, insistió Garzón. Unas tesis que se mantuvieron en el turno de respuesta a la segunda intervención del responsable de Hacienda, quien estuvo prácticamente solo en la bancada azul durante el debate.

Al rescate de Montoro acudieron los portavoces de Ciudadanos, Toni Roldán, y del PNV, Idoia Sagastizábal, que ratificaron desde la tribuna su voto favorable. En cualquier caso, el representante de la formación naranja puso de relieve que logros como la rebaja del IRPF para el próximo año se debe exclusivamente a la capacidad de presión de Ciudadanos.

Montoro, fiel a su estilo, le respondió con ironía: “Lo presenta como si me hubieran sacado una muela; pues no, a mi edad las tengo todas empastadas”. Para cerrar el debate, el titular de la Hacienda Pública reprochó a los socialistas “la aparición de un espíritu ajeno” para cambiar su sentido voto con respecto al de diciembre y su acercamiento a la “izquierda contumaz”, en referencia a Podemos.