Público
Público

Montoro da por logrado el objetivo de déficit, que en octubre se sitúa en el 1,62% del PIB

Nueve autonomías muestran superávit en sus cuentas, mientras la Seguridad Social tiene números rojos equivalentes al 0,59% del PIB 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. E.P.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha asegurado que España tiene "al alcance" el objetivo de déficit del 3,1% a la vista de la marcha de las cuentas públicas, que, según ha dicho, al cierre del tercer trimestre muestran un desequilibrio equivalente al 1,5% del PIB (17.465 millones).

Según los datos del departamento de Montoro, de enero a septiembre, las autonomías y los ayuntamientos anotan sendos superávit de 992 millones y de 5.919 millones (el 0,09% y el 0,51% del PIB, respectivamente), mientras que la Administración central y la Seguridad Social han registran déficits de 17.518 millones (el 1,50% del PIB) y de 6.858 millones (el 0,59%), inferiores, en todo caso, a los de un año antes.

En 2016 el déficit público español cerró en el 4,33% sin contar las ayudas a la banca, mientras que incluyéndolas se situó en el 4,54%.

Según el ministro, España va a abandonar "muy pronto" el procedimiento de déficit excesivo de la UE E en el que lleva inmersa desde 2009 y supondrá "un gran objetivo alcanzado". De cara a 2018, Montoro ha abogado por "perpeturar" la senda de reducción de déficit público y de calidad del crecimiento económico basado en la fortaleza del sector exterior para que se siga traduciendo en creación de empleo.

A la vez, Hacienda ha publicado los datos de ejecución presupuestaria hasta  octubre: los número rojos de todas las administraciones públicas se situaron en el 1,65% del PIB, incluyendo los 402 millones de ayudas a la banca (sin incluirlo, el déficit queda en el 1,62%). Este dato no incluye las cifras de los ayuntamientos.

La Administración Central registró en los diez primeros meses del año un déficit del 13.652 millones, ó el 1,17% del PIB, mientras las Seguridad Social también tuvo saldo negativo del 6.877 millones, el 0,59% del PIB.

Las comunidades autónomas en conjunto tuvieron un saldo positivo de 1.267 millones que equivale al 0,11 % del PIB.

El buen resultado de las autonomías, para las que está previsto que acaben el año con un déficit conjunto del 0,6 % del PIB, es consecuencia del crecimiento de sus ingresos como resultado de la liquidación definitiva del sistema de financiación de 2015, que ha supuesto 983 millones más que la anterior liquidación, y por las mayores entregas a cuenta del año.

A finales de octubre nueve CCAA registraron superávit: Asturias (76 millones), Baleares (240 millones), Canarias (526 millones), Castilla y León (69 millones), Catalunya (212 millones), Galicia (186 millones), La Rioja (33 millones), Navarra (297 millones) y País Vasco (710 millones).

El resto continuaron presentando déficits, siendo los más pronunciados los de la Comunidad de Madrid y Murcia, ambas regiones con unos números rojos de 294 millones, seguidos de Castilla-La Mancha (147 millones), Aragón (132 millones), Andalucía (108 millones), Comunidad Valenciana (94 millones), Cantabria (7 millones) y Extremadura (6 millones).

Datos hasta noviembre

Como suele ser habitual, Hacienda ha adelantado los datos del Estado de noviembre, en el que acumula ya un déficit del 1,56% del PIB, más de cuatro décimas por encima del 1,1% fijado para todo el año, lo que se podrá compensar con el superávit creciente de las corporaciones locales.

Por su parte, según los datos del Ministerio de Empleo,  la Seguridad Social, que tiene fijado un déficit del 1,4% del PIB, mantiene sus números rojos en noviembre en el 0,59%.

Empleo destaca que a falta de un mes para cerrar el ejercicio las cotizaciones sociales ascendieron a 99.885,50 millones, el 5,33 % más que un año antes, gracias al incremento anual de la cotización de los ocupados. 

El BCE prevé que el déficit de España bajará del 3%

De otro lado, el Banco Central Europeo (BCE) considera que los proyectos de planes presupuestarios de hasta seis países (Estonia, Irlanda, Chipre, Malta, Eslovaquia, y España, que está sometido al componente corrector) solo cumplen "en líneas generales" las exigencias del Pacto de Estabilidad Presupuestaria (PEC) de Bruselas, aunque prevé que España reducirá su déficit global por debajo del valor de referencia del 3% del Producto Interior Bruto (PIB) antes de que finalice 2018.

Según se desprende del boletín económico mensual elaborado por el BCE, se estima que España, que permanece bajo el brazo corrector de la UE desde 2010 y que presentó un proyecto que no contemplaba modificaciones de las políticas este año, logrará reducir su déficit por debajo del 3% del PIB antes de que finalice el plazo fijado en el procedimiento de déficit excesivo (PDE), en 2018, debido a la acumulación de esfuerzos insuficientes de ajuste estructural en relación con los compromisos adquiridos en el marco del PEC.