Público
Público

Montoro dice que la subida de las pensiones se pagará con un nuevo impuesto digital

El ministro cifra el coste del alza de las pensiones pactado con PNV en 1.500 millones este año y en 1.800 millones en 2019

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con el ministro portavoz y de Educación Iñigo Méndez de Vigo, y el de Economía, Román Escolano, en la rueda prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, en el Palacio de la Moncloa. EFE/Ángel DÍaz

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado que la subida de las pensiones pactada con el PNV a cambio de su apoyo a los Presupuestos de 2018 se financiará con la puesta en marcha de un nuevo impuesto digital a las grandes empresas  que el Gobierno propondrá al Pacto de Toledo para su implantación.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montoro ha recordado que las pensiones más bajas subirán este año por encima del IPC, mientras que el resto se incrementarán un 1,6%, lo que tendrá un coste de 1.500 millones de euros. Para 2019, cuando se prevé que las pensiones suban también el IPC, el coste será de 1.800 millones de euros, según ha avanzado el ministro.

El coste para el presente año se suma a los 1.000 millones que ya estaban previstos en los Presupuestos para subir las pensiones mínimas y de viudedad.

El ministro ha explicado que hay "margen" presupuestario gracias a que el gasto público en intereses de la deuda es inferior al presupuestado y que el importe del rescate de las autopistas, estimado en 2.000 millones de euros, también será inferior al programado de acuerdo a las sentencias que se han conocido hasta ahora.

"Tenemos margen en 2018 a través de ahorros y hay una nueva fiscalidad europea en la que España está participando activamente y que propondremos al Pacto de Toledo", ha señalado Montoro, que ha explicado que se trataría de un impuesto sobre determinados servicios digitales, que gravaría las transacciones electrónicas.

El ministro ha precisado que no es un impuesto sobre consumidores ni usuarios de esos servicios, sino un impuesto a grandes empresas "que no pagan lo suficiente en Estados donde consiguen un importante volumen de negocio".

"Habrá que ir actualizando impuestos, no sobre el consumo, sino sobre actividades económicas que hoy no están pagando suficientes impuestos. Es lógico que vayamos a nuevas fórmulas de gravamen", ha indicado.

Montoro ha explicado además que el gasto público en intereses de la deuda está siendo inferior al programado ya en los Presupuestos de 2018, así como el derivado de las sentencias sobre autopistas de peaje.

En todo caso, el ministro ha insistido en que la subida de las pensiones es "asumible" y compatible con el cumplimiento del objetivo déficit público.

Seguridad Social en déficit hasta 2020

Montoro ha dicho además que el Estado "atenderá" las subidas que se decidan para las pensiones hasta que desaparezca el déficit de la Seguridad Social. "El Estado las cubrirá", ha apuntado.

El titular de Hacienda ha señalado que la Seguridad Social saldrá de números rojos en 2021, cuando registrará estabilidad presupuestaria. De esta forma, las subidas de pensiones serán asumidas por el Estado hasta dicho ejercicio, según lo dicho por Montoro.

El ministro ha indicado que la idea es que esto pueda hacerse con el acuerdo de las formaciones políticas en el seno del Pacto de Toledo. Para Montoro, es fundamental que el modelo de las pensiones "quede asegurado y fijado y salga del dramatismo". "Y la primera piedra de la estabilidad y la seguridad es un acuerdo con las formaciones políticas", ha señalado el ministro, que se ha mostrado convencido de que éste se alcanzará.