Público
Público

La crisis del sexto banco español Moody's rebaja el rating del Popular

Popular prepara junto a KPMG la venta de una cartera inmobiliaria de hasta 2.000 millones para rebajar el peso de sus activos tóxicos

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

Varios transeuntes pasan junto a una oficina del Banco Popular en Madrid. REUTERS/Juan Medin

La agencia de calificación creditica Moody's ha rebajado el rating de deuda a largo plazo de Popular dos escalones dentro del "grado de especulación", conocido como bono basura, desde Ba3 hasta B2 con perspectiva "negativa".

"La acción sobre los ratings de hoy sobrevino por la reciente evolución del mercado y el impacto que esta pueda tener en los fundamentales financieros del Banco Popular", apunta la agencia en un comunicado. La agencia señala que el banco sigue bajo una creciente presión para mejorar su capacidad de absorción de riesgos y acelerar la ejecución de su estrategia para reducirlos. 

Moody's avisa que cualquier deterioro en la posición de liquidez del banco por encima de sus expectativas podría ejercer mayor presión sobre el rating.

La firma de rating considera que "el continuo flujo de noticias negativas relacionadas con el futuro del banco ha impactado negativamente en la confianza de los consumidores y los inversores". Las acciones de Popular se han dejado más de un 50% en las últimas ocho sesiones por la incertidumbre sobre su futuro. Sus títulos han cerrado este martes con un descenso del 6,2% a 0,317 euros.

La firma calcula que los depósitos del banco han caido desde 82.200 millones de hace un año hasta 77.200 millones del primer trimestre

La agencia considera que los depósitos de la entidad han sido tradicionalmente su fuente de financiación y apunta que a finales de marzo representaban el 65% del total. Por ello, destaca que los depósitos de clientes del banco cayeron desde 82.200 millones de euros hace un año hasta 77.200 millones de euros en el primer trimestre.

"Desde el anuncio de la revisión de sus objetivos estratégicos el pasado año, Banco Popular ha hecho solamente un progreso limitado en su plan de eliminación de activos", ha señalado la agencia, que añade que la ratio de activos improductivos de la entidad se mantuvo en el 32% al cierre del primer trimestre, un 30% más que un año antes, "excediendo ampliamente" la media del sistema, que se sitúa en el 15%.

Moody's considera que el aumento en la cobertura de activos improducitvos en 2016 hasta el 45% se apoya en los esfuerzos del banco de reducir estos activos, aunque indica que este nivel de cobertura se mantiene por debajo del de sus competidores domésticos. La agencia considera aún "desafiante" para Popular acometer una venta de parte de su catálogo de activos improductivos sin llevar a cabo recortes adicionales de su valor.

En este sentido, el Popular ha encargado a KPMG el diseño de una cartera de inmuebles con vistas a su venta cuyo valor podría ascender hasta 2.000 millones de euros, con el objetivo de reducir de forma acelerada el elevado volumen de activos improductivos de que dispone en balance,  según fuentes del mercado.

Este plan, adelantado por Vozpópuli, permitiría a la entidad presidida por Emilio Saracho acelerar la venta de activos improductivos, la mayoría de ellos vinculados al ladrillo, por importe de casi 37.000 millones de euros, uno de los principales aspectos que restan valor al banco ante una posible operación corporativa.

La venta acelerada de activos improductivos sería una de las opciones que estaría barajando la dirección de la entidad para ganar atractivo y potenciar el interés de los posibles compradores de Popular, entre los que se incluye a Santander y Bankia, aunque no se descarta a BBVA.

En este contexto, Emilio Saracho, junto a su consejero delegado, Ignacio Sánchez-Asiaín, supuestamente iban a celebrar este martes una reunión con representantes del BCE en la que abordarían la delicada situación de la entidad, aunque fuentes oficiales de Popular no han querido confirmar ni desmentir esta información y mantienen que los contactos con el supervisor son habituales.