Público
Público

La morosidad de la banca se mantiene por encima del 9% en febrero

La tasa de créditos dudosos se recorta levemente hasta el 9,141% y se mantiene en niveles de mayo de 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La fachada del edificio del Banco de España, en Málaga, vista a través de la ventanilla de un vehículo. REUTERS

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas se ha reducido ligeramente en febrero hasta el 9,141%, frente al 9,168% registrado en el mes anterior, por lo que se mantiene en niveles cercanos a los presentados en mayo de 2012, cuando la mora se situaba en el 9%.

Esta cifra incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que desde enero de 2014 han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito.

El total de créditos dudosos ha caído hasta los 115.017 millones de euros, experimentando su tercera bajada consecutiva, según los datos provisionales hechos públicos este martes por el Banco de España.

El crédito total del sector se ha rebajado en un 0,28% en febrero respecto al mes anterior, hasta los 1,258 billones de euros. En términos internanuales, la reducción se ha ampliado hasta el 4,11%.

De este modo, la tasa ha bajado 4,459 puntos porcentuales respecto al máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6%.

Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se situaría en el 9,33%, puesto que el saldo de crédito se reduciría hasta los 1,231 billones de euros al excluirse el crédito de EFC.

En febrero, las entidades financieras redujeron hasta los 67.777 millones de euros las provisiones, 318 millones menos que el mes anterior. Un año antes, este 'colchón' se situaba en 79.049 millones de euros.

Hacer frente a créditos impagados

El analista de XTB Carlos Fernández ha explicado a Europa Press que la caída de la morosidad bancaria reduce los márgenes que las entidades financieras tienen que provisionar para hacer frente a posibles impagos en los créditos.

"Si la tendencia continúa a la baja, como esperamos, podría suponer una liberación en los recursos bancarios que podrían fluir hacia nuevos créditos", ha señalado el experto.

Fernández afirma que otro factor que podría incidir positivamente en el aumento de crédito es la evolución en los tipos de interés en la zona euro. En este sentido, indica que si las expectativas de inflación continúan estables en torno al 2%, "lo natural" es que el BCE suba los tipos de interés en el primer trimestre de 2018.

"Con tipos de interés más altos, los márgenes bancarios se incrementarán y su disposición a mejorar el crédito debería aumentar", ha precisado el analista.

Fernández también recuerda que las perspectivas de crecimiento para 2017 continúan siendo "muy positivas" y cree que deberían de fomentar la creación de empleo y una mejora de los salarios, "provocando un descenso en el volumen de créditos impagados".

Desde su punto de vista, la nota negativa continúa siendo el volumen total de créditos concedidos. "La cifra global prosigue con su goteo a la baja, con el agravante que el BCE ha comenzado con su progresiva retirada de estímulos", apunta.

Así, ha hecho hincapié en que en el mes de marzo tuvo lugar la última subasta de liquidez a los bancos, con las que buscaba reactivar el crédito. El analista advierte de que en los próximos meses las entidades financieras no contarán con ayuda para relanzar el crédito, por lo que "es posible" que las presiones a la baja en el volumen total de créditos continúen.