Público
Público

La tasa de morosidad de la banca repunta levemente en enero al 9,17%

El crédito total del sector financiero desciende en un año un 4,31% hasta los 1,261 billones, mientras los préstamos dudosos se sitúan en los 115.697 millones

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Una oficina del Banco Popular. EFE

La morosidad del crédito concedido por las entidades financieras que operan en España (bancos, cajas, cooperativas de crédito y financieras) cerró enero al alza, en el 9,17%, frente al 9,11% que registró a finales de 2016Pese a este leve repunte, la tasa de morosidad de las entidades financieras se mantiene en niveles cercanos a los registrados en mayo de 2012.

De este modo, la tasa ha bajado 4,44 puntos porcentuales respecto al máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6%.

El total de créditos dudosos se ha reducido hasta los 115.697 millones de euros, frente a los 116.281 de diciembre, experimentando su segunda rebaja consecutiva, según los datos provisionales hechos públicos este viernes por el Banco de España.

También bajó el volumen total del crédito o stock que bancos, cajas y cooperativas tenían concedido a familias y empresas instaladas en España en enero, hasta 1,261 billones, desde los 1,276 billones del mes anterior (un1,12%). En términos interanuales, la reducción se ha ampliado hasta el 4,31%.

Los datos del Banco de España también ponen de manifiesto que en el sector de bancos, cajas y cooperativas (dato agregado y separado del de los establecimientos financieros de crédito) la tasa de morosidad también subió hasta el 9,24%, desde el 9,18% del mes previo.

Los dudosos o impagados que acumularon estos tres tipos de entidades alcanzaron a cierre de enero los 111.766 millones de euros. En cuanto a la cartera crediticia concedida a familias y empresas por estas entidades, en enero alcanzó 1,209 billones, frente a los 1,222 billones de diciembre de 2016.

Por último, los establecimientos financieros de crédito (EFC), que se dedican a la financiación de grandes bienes de consumo, registraron en enero una tasa de morosidad del 5,99%, la misma que al cierre de 2016, y con lo que se mantiene en sus niveles más bajos desde noviembre de 2008.

Consecuencia de la retirada de estímulos

El analista de XTB Carlos Fernández ha explicado que revisando los datos de morosidad de la banca de los últimos meses queda patente el cambio de tendencia en los impagos de crédito.

El experto ha recordado que el Banco Central Europeo (BCE) dejó claro en su última reunión la retirada de sus políticas expansivas a lo largo de este ejercicio, lo que arroja "buenas y malas noticias" para la banca.

Por un lado, la retirada de estímulos dará lugar a un incremento en los tipos de interés, lo que supondrá una mejora en los estrechos márgenes bancarios. "Es de esperar que si aumenta la rentabilidad de los préstamos los bancos estén dispuestos a incrementar su volumen total", destaca Fernández.

Pero la retirada de los estímulos también trae consigo el fin de las subastas de liquidez que ofrecía el BCE. "Sin el colchón del banco central, podemos encontrarnos con que los bancos no se muestren tan dispuestos a ofrecer financiación", ha señalado el experto de XTB.