Publicado: 25.10.2016 20:59 |Actualizado: 26.10.2016 07:00

Sólo un 1,4% de las mujeres jubiladas cobran la pensión máxima

En el caso de los hombres, el porcentaje es del 5,8. En total, 238.100 perceptores, sobre un total de 5.751.622, alcanzan los 2.567,28 euros al mes tras acabar su vida laboral.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Unas mujer pensionista en una manifestación contra la austeridad en Madrid AFP / Pedro Armestre

Unas mujer pensionista en una manifestación contra la austeridad en Madrid. AFP / Pedro Armestre

MADRID.- Su retraso histórico en la incorporación al mercado de trabajo, su menor presencia en los puestos de más responsabilidad y el hecho de que todavía cobren, por término medio, sueldos inferiores a los de los hombres, penalizan gravemente la situación económica de las mujeres cuando dejan la vida laboral.

Una muestra de ello es que sólo 29.628 perciben hoy en día la pensión máxima de jubilación (2.567,28 euros al mes en 2016), lo que apenas supone el 1,4% del total, frente al 5,8% de los varones, según los últimos datos desglosados ofrecidos por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, correspondientes a septiembre de este año.



La pensión máxima, que requiere cotizaciones muy altas, no la disfrutan en España nada más que 238.100 jubilados, sobre un total de 5.751.622; es decir, el 4,1%. Menos aún son los que llegan a cobrarla gracias a una pensión por incapacidad permanente (23.010), viudedad (160), orfandad (29) o a favor de familiares (11).

El Ministerio de Empleo facilitó ayer un avance de los datos de octubre, que cifra la pensión media de jubilación en 1.047,98 euros, incluyendo todos los regímenes de la Seguridad Social. Por encima de esa media se sitúan claramente los trabajadores de la minería del carbón (2.083,29), mientras que los autónomos, por ejemplo, están muy por debajo (702,08).

Aunque la pensión media sea de 1.047,98 euros al mes, dentro de los jubilados hay un numeroso colectivo que ni siquiera alcanza el salario mínimo interprofesional (665,20) euros. Forman ese colectivo 2,2 millones de personas, de las que la gran mayoría también son mujeres, siempre según fuentes oficiales.