Público
Público

La negociación entre estibadores y patronal, en vía muerta

Sindicatos de estibadores y patronal rompen su reunión de este jueves. Los estibadores consideran que la propuesta de la representación de empresas  "choca frontalmente" con el objetivo del mantenimiento del empleo e "imposibilita el acuerdo".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Un momento de la reunión que representantes de la patronal y de los sindicatos de los estibadores llevaronn a cabo el martes en Madrid. EFE/Santi Donaire

La reunión entre los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco de este jueves quedó varada en 'vía muerta' apenas una hora y media después de su inicio, al presentar la representación de las empresas una propuesta que "choca frontalmente" con el objetivo del mantenimiento del empleo e "imposibilita el acuerdo".

Así lo indicó al término de la reunión el dirigente de Coordinadora de Trabajadores del Mar, Antolín Goya, quien indicó que las empresas habían planteado "cambiar prácticamente todo el convenio colectivo del sector".

Para el dirigente de los estibadores, "el Gobierno, al asegurar que no se puede garantizar por ley la subrogación de los trabajadores, ha dado una oportunidad de oro a las empresas", que dicen que "sólo si los sindicatos cumplen lo que proponen, plantearán a las empresas si subrogan o no a los estibadores".

De su lado, el director gerente de Anesco, Pedro García, se limitó a indicar que con su contrapropuesta, las empresas buscan garantizar que "cuentan con la dirección y organización efectiva de sus trabajos".

En cuanto a las medidas planteadas por las empresas, los sindicatos aseguran que se traducen en una "disponibilidad plena de los estibadores, la posibilidad de que cambien o compartan tareas, un descenso del 30% en los costes y alteraciones en los regímenes de descanso".

De esta forma, concluyó sin acuerdo la nueva reunión para tratar de alcanzar un acuerdo en el plano laboral que permita al Gobierno desbloquear la aprobación del cambio legal del sector de la estiba con el fin de cumplir con Europa y evitar una sanción de la UE. El próximo encuentro está previsto para la próxima semana.

Además, lejos de avanzar hacia el acuerdo y a pesar de la urgencia del Gobierno por culminar la reforma, las negociaciones sobre la reconversión del colectivo dedicado a cargar y descargar mercancías de los barcos en los puertos se complican aún más.

La propuesta presentada este jueves por la patronal es la tercera que se pone encima de la mesa de negociación en una semana, tras la planteada por el Gobierno el pasado miércoles día 15 y la realizada por los sindicatos de estibadores este martes día 21.

A pesar del desencuentro, las dos partes han convenido en reunirse de nuevo la próxima semana, un encuentro al que esperan que acuda de nuevo el Gobierno, que no estuvo presente en la reunión de este jueves, dado que se iba a centrar en aspectos bilaterales entre empresas y trabajadores.

Fomento lamenta la falta de acuerdo

El Ministerio de Fomento ha lamentado la falta de acuerdo entra la patronal y los sindicatos de estibadores. No obstante, el Departamento que dirige Íñigo de la Serna ha eludido el realizar un llamamiento a las partes para reconducir la negociación y alcanzar un acuerdo.

En un comunicado, Fomento insiste en poner en valor la propuesta de acuerdo que presentó en la mesa de negociación la pasada semana, en la que "la garantía del cien por cien del empleo está asegurada". Además, ha reiterado su disposición a "elevar un eventual acuerdo a un rango normativo", en línea con lo que piden los sindicatos.

En concreto, en su propuesta, el Ejecutivo propone que las empresas subroguen como "nuevos empleadores" a los estibadores y ofrece ayudas públicas para abordar posibles excedentes de personal mediante un plan de prejubilaciones voluntarias a partir de 50 años y con el 70% del salario.

Para Fomento, en el encuentro han quedado patentes las posturas "poco flexibles" que mantienen las partes. Así, por un lado reconoce que la propuesta de Anesco no garantiza el empleo y que la de los trabajadores es contraria a la UE. "No es posible imponer por ley a las empresas la obligación de contratar", recuerda el Ministerio.

El Departamento de De la Serna recuerda la "urgencia" de cumplir con la norma europea y evitar una posible sanción a España, que asegura es "inminente" y "no puede quedar condicionada a la falta de acuerdo entre patronal y sindicatos".

Fomento confiaba en un acuerdo entre las partes para levantar el bloqueo político que presenta la aprobación de la reforma legal en el Congreso.

No obstante, ante la falta de expectativa del acuerdo, Fomento apela a la "responsabilidad de los grupos parlamentarios, ya que España, como miembro de la UE, está obligada a cumplir con las sentencias comunitarias".