Publicado: 21.11.2016 20:23 |Actualizado: 21.11.2016 20:23

El nuevo ministro de Fomento quiere retomar la negociación con la banca sobre el rescate de las autopistas

De la Serna volverá sobre el plan de Ana Pastor, que supone una quita del 50% de los 3.400 millones de deuda de las vías en quiebra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fomento planea crear una sociedad que asuma las autopistas, tras aplicar una quita del 50% a la deuda que tienen. E.P.

Fomento planea crear una sociedad que asuma las autopistas, tras aplicar una quita del 50% a la deuda que tienen. E.P.

MADRID.-  El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, recuperará el plan de rescate de las ocho autopistas en quiebra que planteó el equipo de Ana Pastor a comienzos de 2014 y que entonces no prosperó por el rechazo de los bancos acreedores. "Retomaremos los contactos con las entidades financieras para retomar la propuesta de acuerdo que en su día planteó el Ministerio y no fructificó", anunció el ministro, pese a reconocer que se trata de una "situación muy compleja" que presenta "un reducido margen de éxito".

No obstante, el ministro garantizó que, en cualquier caso, su objetivo último es que estas vías, que representan una cuarta parte de las vías de pago, "sigan en funcionamiento y sus usuarios no se vean afectados".

Las ocho autopistas en riesgo de liquidación son las cuatro radiales de Madrid, la M-12 que une la capital con el aeropuerto de Barajas, la Ocaña-La Roda, la Madrid-Toledo y la Cartagena-Vera. Sobre dos de ellas, las radiales R-3 y la R-5, ya se dictó un auto de liquidación ante el que el anterior equipo de Fomento convino con el juez tomarse un plazo de un año para asumir las vías, un periodo que concluye a comienzos de julio de 2017.



Para abordar este asunto, el nuevo ministro de Fomento apuesta en un primer término por volver a intentar rescatar estas ocho autopistas con el plan diseñado por su antecesora. Este plan contemplaba que el Estado, a través de una sociedad de Fomento, se quedara con las autopistas, tras aplicar una quita del 50% a la deuda de unos 3.400 millones de euros que soportan. El pasivo restante se titulizaría en un bono a treinta años con un tipo de interés del 1%. El cupón del bono constituyó entonces el principal escollo para lograr un acuerdo entre Fomento y los bancos, si bien la actual coyuntura de tipos de interés haría más atractiva esta remuneración.

"Pese a la enorme dificultad y complejidad que presentan no renuncio a buscar una solución, es mi obligación intentarlo", aseguró De la Serna tras reunirse con el presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez.

Este conjunto de autopistas se declararon en quiebra durante los años de la crisis ante la imposibilidad de afrontar su deuda, los sobrecostes que soportaron por las expropiaciones de los terrenos sobre los que se construyeron y el desplome de sus tráficos. No obstante, en la actualidad, las autopistas ya están recuperando usuarios. A cierre de agosto, el tráfico de estas vías acumulaba un crecimiento del 11,3% y contabilizaban una media de 7.054 vehículos al día, según datos del Ministerio.

Diálogo a tres bandas para un plan de infraestructuras

De la Serna, además, ha comenzado este lunes un proceso de diálogo a 'tres bandas', con presidentes regionales, agentes del sector y partidos políticos, con el fin de consensuar un plan nacional de infraestructuras del que espera tener una primera 'hoja de ruta' antes de que concluya el año. "El proceso no será sencillo, requerirá un esfuerzo de diálogo y consenso por parte de todos", indicó el titular de Fomento, que asegura contar ya con unas "ideas previas" de su plan.

El titular del Departamento reconoció que en estos primeros contactos no podrá asumir aún compromisos de inversión y de puesta en marcha de nuevos proyectos, dado que "hasta que no se apruebe el Presupuesto no conocerá el margen de actuación del Ministerio".

Así, además de con el presidente murciano, con el que este lunes emprendió este proceso de diálogo, en los próximos días prevé reunirse con responsables de la Generalitat de Cataluña, además de con Aragón y Cantabria. De la Serna aseguró arrancar también este mismo lunes los contactos con los partidos políticos y con los agentes del sector. Así, avanzó un primer encuentro con Seopan, la patronal de grandes constructoras y concesionarias de infraestructuras.

El ministro aseguró no poder indicar cuando podrá tener listo su plan, pero manifestó que desarrollará la ronda de contactos a "toda velocidad" y que confía en tener una primera "hoja de ruta" antes de fin de año.