Público
Público

La número dos del Banco de Inglaterra dimite por no decir que su hermano es banquero 

No informar del conflicto de intereses que provoca el puesto que su hermano ocupa en Barclays viola el código de conducta del Banco Central de Reino Unido. Charlotte Hog reconoce en su carta de dimisión haber cometido "un error" 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sede del Banco de Inglarerra en la City de Londres. REUTERS

Charlotte Hogg, subgobernadora del Banco de Inglaterra y responsable del área de Banca y Mercados desde el pasado 1 de marzo, ha presentado su renuncia al cargo tras no haber informado apropiadamente sobre el conflicto de intereses que podría suponer el puesto que su hermano desempeña en el banco británico Barclays, lo que representa una violación del código de conducta del banco central de Reino Unido.

Hogg reconoce en su carta de dimisión haber cometido "un error" al no declarar el empleo de su hermano en la forma y tiempo exigida por la institución, a la que se incorporó en julio de 2013 procedente de Santander UK.

"Fue un error sin mala intención", señala la banquera, quien reconoce que su fallo se ve "empeorado" por la circunstancia de haber tomado parte en la redacción de los formularios que ella misma no cumplimentó adecuadamente. "Reconozco que no basta con lamentarlo. Como servidores públicos no solo deberíamos cumplir, sino exceder los estándares que esperamos de los demás", añade.

El Banco de Inglaterra, por su parte, ha aceptado "con profundo pesar" la dimisión de Hogg y el goberbador de la institución, Mark Carney, ha lamentado la decisión de la subgobernadora de dimitir, destacando su labor en la entidad desde su llegada hace casi cuatro años en la que "transformó su gestión y operativa" , encabezando un amplio número de iniciativas para convertir al Bancode Inglaterra en una institución más abierta e inclusiva.

La institución ha encargado una revisión de sus procedimientos para garantizar el máximo cumplimiento del código de conducta del Banco de Inglaterra

No obstante, la institución ha encargado una revisión de sus procedimientos para garantizar el máximo cumplimiento del código de conducta del Banco de Inglaterra al más alto nivel entre sus miembros y examinará la necesidad de modificar los mecanismos de información y sus estructuras internas para garantizar su cumplimiento.

Por su parte, el presidente del Comité del Tesoro, Andrew Tyrie, calificó la situación como "un mal negocio en el que no hay ganadores", reconociendo y aplaudiendo que Charlotte Hogg haya actuado "en el mejor interés" de la institución a la que pertenecía.

Asimismo, Tyrie ha expresado su satisfacción por la inmediata respuesta del Banco de Inglaterra al anunciar una revisión interna. "La gobernanza de la entidad ya es mucho mejor de lo que era hace unos años (...) Pero claramente hace falta más", añadió.

El Comité del Tesoro, que se había mostrado inicialmente de acuerdo con el nombramiento de Hogg como subgobernadora del Banco de Inglaterra, enmendó su veredicto tras ser informado del conflicto de intereses, concluyendo que Hogg "no satisface los muy altos estándares para cumplir con las responsabilidades adicionales del cargo".