Público
Público

Junta de accionistas OHL celebra su junta sin alusión al "compañero" dimitido Javier López Madrid

La constructora controlada por la familia Villar Mir dice que ha "aprendido de los errores del pasado" para evitar nuevos proyectos fallidos. Planea continuar con la venta de activos para recortar su deuda y mejorar su 'rating'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente de OHL Juan Miguel Villar-Mir (c), durante la junta de accionistas del grupo contructor. EFE/Fernando Villar

OHL no realizó mención alguna durante la junta de accionistas que celebró este martes, de más de dos horas y media de duración, a la dimisión presentada horas antes como consejero por Javier López Madrid, que tiene lugar después de que resultara implicado en la Operación Lezo, la presunta trama de corrupción en la Comunidad de Madrid.

La única alusión a la renuncia del consejero durante la junta la realizó el presidente de la compañía, Juan Villar-Mir de Fuentes, al término de la misma, para dar cuenta del relevo de un "compañero" del consejo de administración. "Ayer se produjo la vacante por renuncia de un compañero del consejo y la comisión de nombramientos, a propuesta de la familia Villar Mir, ha decidido nombrar a Javier Goñi para cubrir esa vacante", se limitó a informar el presidente sobre la salida de López Madrid.

A las preguntas que dos accionistas plantearon durante en la junta sobre este tema se encargaron de contestar el secretario del consejo, José María del Cuvillo, y el consejero delegado, Tomás García Madrid.

OHL defiende que ni la empresa ni sus consejeros están imputados por corrupción

Así, el secretario indicó que "la compañía no tiene ningún consejero imputado por corrupción", sin hacer alusión a la reciente salida de López Madrid. De su lado, el consejero delegado aseguró que "en toda la historia de OHL ni un sólo directivo o empleado de la empresa ha sido condenado por casos de corrupción, nunca". "No todo el mundo puede decir lo mismo", añadió.

Posteriormente, tras la junta y en declaraciones a los medios, Tomás García abundó al asegurar que "OHL no esta salpicada, ni investigada, ni imputada ni nada parecido" por casos de corrupción. "La compañía no tiene ningún tipo responsabilidad penal en cualquier cosa que pueda salir, que confío que no va a salir nada, y si sale, que no creo, en todo caso tendría responsabilidad civil subsidiaria, y para eso tiene un seguro", indicó. "Salvo en términos reputacionales, no tiene ninguna otra consecuencia. Todos creemos, por la información que tenemos, que no hay ninguna ilegalidad", aseveró.

El consejero delegado, al igual que al expresidente y fundador de OHL, Juan Miguel Villar Mir, enmarcaron la renuncia de Javier López Madrid en una salida ya prevista para que pueda centrarse en las responsabilidades que tiene como presidente de Ferroglobe, otra de las compañías del Grupo Villar Mir. En este sentido, el presidente y dueño de esta corporación corroboró que el exconsejero de OHL mantendrá los puestos que tiene en esta empresa del grupo, dado que mantiene su confianza en él.

Los accionistas piden la salida de la familia Villar Mir

Por su parte, los accionistas de OHL que intervinieron en la junta centraron sus preguntas en la presunta implicación de la compañía en supuestos de corrupción, así como en la situación que atraviesa la empresa por su endeudamiento y los problemas surgidos por varios proyectos de construcción internacional fallidos.

Uno de los minoritarios, Antonio del Valle Colmenarejo, llegó a reclamar la salida del consejo de la compañía de "todo aquel que tenga el apellido Villar Mir, para que sean sustituidos por consejeros independientes", petición que fue respaldada por aplausos por el resto de socios presentes en la junta. El otro accionista, Pedro Blanquis Amorós, reclamó a la compañía una "condena más enérgica sobre la corrupción".

El presidente de OHL, Juan Villar-Mir de Fuentes, durante su intervención en la junta de accionistas del grupo contructor. EFE/Fernando Villar

El expresidente de la compañía, Juan Miguel Villar Mir,  aseguró que mantiene "absolutamente" su confianza en Javier López Madrid, que mantendrá los puestos de alto ejecutivo que tiene en el Grupo Villar Mir (que controla la constructora OHL), concretamente consejero delegado de esta corporación y la presidencia de Ferroglobe, una de las mayores compañías metalúrgicas del mundo

Villar Mir mantiene su "absoluta" confianza en López Madrid , que sigue como alto ejecutivo del grupo

Villar Mir considera que "no existía obligación legal" para la salida de su yerno del consejo de OHL, que precisamente enmarcó en la voluntad del exconsejero, "manifestada ya hace tiempo", de centrarse en sus otras obligaciones.

Juan Miguel Villar Mir restó importancia al impacto que la Operación Lezo pueda generar en la imagen del Grupo Villar Mir y de OHL. "La imagen es algo muy subjetivo, cambia con el tiempo", indicó. "Las cosas son como son y, al final, vuelven a su sitio", añadió antes de asistir a la junta general de accionistas, por vez primera, no como presidente de la compañía, en la que dio el relevo a su hijo en junio de 2016.

Asegura haber "reforzado" su código ético

La constructora, en una presentación que el presidente de la compañía, Juan Villar-Mir (que tomó el relevo en la Presidencia de su padre Juan Miguel Villar Mir en junio de 2016), ha realizado en la junta de accionistas,  asegura que ha "reforzado las obligaciones y compromisos incluidos en su código ético y en su política anticorrupción, así como las medidas para impulsar y controlar su más estricto cumplimiento".

El presidente de OHL ha señalado que la constructora continuará con la venta de activos para reducir deuda y lograr una mejora en su rating. Desde junio de 2016, la compañía ha puesto en marcha una serie de desinversiones para obtener 2.239 millones de euros generando unas plusvalías aproximadas de 381 millones de euros.

OHL prevé alcanzar unas ventas de 5.027 millones de euros este año, con un crecimiento del 30% respecto a 2016, al tiempo que en 2018 se elevarán un 28%, hasta 6.426 millones de euros, según ha informado este martes la compañía. La constructora espera alcanzar además este año un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 1.009 millones de euros, lo que supone multiplicar por cuatro veces y media (+352%) el logrado en 2016, mientras que en 2018 alcanzará 1.239 millones de euros, un 23% superior al de este año.