Público
Público

OHL encadena un segundo trimestre con pérdidas  por el coste del ERE

La facturación de la compañía controlada por Villar-Mir se reduce un 12% entre enero y septiembre por la menor actividad de construcción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La entrada de una obra de OHL en Madrid. REUTERS

OHL registró una pérdida neta de 15,3 millones de euros al cierre de los nueve primeros meses del año, con lo que encadena un segundo trimestre en números rojos, afectado por el coste de 34,2 millones de euros que le supuso el ajuste de personal acometido en la división de construcción en la primera mitad del año.

La compañía controlada por el Grupo Villar Mir indica que en caso de excluir este impacto habría logrado un beneficio de 18,9 millones de euros.

Asimismo, destaca que la pérdida de cierre de septiembre es casi la mitad respecto de la de 32,1 millones contabilizada a la conclusión de la primera mitad del año.

Las cuentas trimestrales de OHL incluyen aún la división de Concesiones de la compañía, dado que el acuerdo de venta de este negocio al fondo IFM se alcanzó en octubre y aún no se ha materializado.

En el plano operativo, la compañía de construcción, concesiones y servicios contrajo un 12,1% su cifra de negocio entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta los 2.740 millones, afectada por "la menor actividad de construcción".

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se situó en 723 millones de euros, un 26,6% más, importe que ascendería a 757,2 millones si se excluyen los costes del ERE, que afectó a 457 trabajadores de los negocios de construcción e industrial en España.

En el capítulo financiero, al cierre del tercer trimestre OHL registró un endeudamiento neto de 2.594 millones de euros, un 10% menos respecto al inicio del año, gracias al programa de venta de activos. El pasivo con recurso crece un 32,5%, hasta 991,8 millones, y supone el 38,2% del total.

El grupo que preside Juan Villar-Mir logra del exterior el 78% de sus ingresos. Estados Unidos y Canadá se mantiene como primera fuente de negocio, al generar el 32% del total, por delante de México (un 15%).

Nueva caída en construcción

La tradicional actividad constructora, a la que OHL prácticamente limitará su actividad una vez cierre la venta de concesiones, es la primera en generación de ingresos, al aportar 2.017 millones, el 73,6% del total, pese a arrojar un descenso del 11,9%.

La compañía achaca esta caída a la conclusión de proyectos y la demora de otros nuevos, así como el retraso en el comienzo de obras para la rama de concesiones.

Los denominados proyectos legacy, su veintena de obras internacionales fallidas, consumieron caja por 48,7 millones de euros, y generaron ingresos de 197,8 millones.

Al cierre de septiembre, OHL contaba con una cartera de obras pendientes de ejecutar por valor de 6.100 millones de euros, de las que un 84,7% del total están en el exterior.

De su lado, la división de concesiones actualmente en proceso de venta, es la que más Ebitda genera, 698,5 millones, el 96,6% del total, y la segunda fuente de ingresos, al contribuir con 314 millones, un 22,9% menos, por la venta de activos (metro ligero Oeste y la Autovía de Aragón).

La rama de construcción industrial crece un 3,4%, hasta facturar 193,8 millones, pero resta 26 millones al Ebitda "por una estructura de gastos que aún no están siendo absorbidos", y la de servicios es la que más progresa, un 22,3%, hasta aportar 170 millones gracias a los nuevos contratos de limpieza, mantenimiento y ayuda a domicilio.

La división OHL Desarrollos se desploma un 52,8%, hasta 44,5 millones, como consecuencia de las ventas de participación en los proyectos de Canalejas y el turístico mexicano de Mayakobá.