Público
Público

OHL prepara un ERE para "gran parte" de sus 400 empleados de oficinas centrales 

Nuevo ajuste de plantilla en la compañía de Villar Mir, un año después de los despidos en sus divisiones de construcción e industrial en España, que afectaron a 457 trabajadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Junta de accionistas de OHL. E.P.

OHL concretará el impacto del expediente de regulación de empleo (ERE) que abordará para "una parte importante" de los 400 trabajadores de su estructura y las oficinas centrales en España el próximo 9 de mayo, según informaron a Europa Press en fuentes sindicales.

La constructora el grupo Villar Mir informó oficialmente este martes sobre el ajuste a los sindicatos con representación en la empresa, a los que emplazó a una próxima reunión el 9 de mayo para entregarles la documentación del proceso e iniciar el preceptivo periodo de consultas de treinta días.

OHL aborda este ajuste un año después de que acometiera un recorte en las divisiones de construcción e industrial en España, que afectó a 457 trabajadores, el 23% de estas áreas de negocio.

Asimismo, el recorte de personal tiene lugar tras las desinversiones de activos acometidas en los últimos años en el plan de saneamiento y reestructuración para recuperar la rentabilidad y reducir deuda. Las última de estas ventas ha sido la recientemente cerrada del negocio concesional por 2.158 millones.

OHL enmarca así el nuevo despido colectivo en esta reestructuración, tras la que se ha quedado como empresa constructora a la que es preciso adaptar su estructura de personal, actualmente sobredimensionada.

Sobredimensión

La constructora que preside Juan Villar-Mir, que en 2017 encadenó un segundo ejercicio en números rojos, abordará el ERE en tanto perfila un nuevo plan de negocio para esta nueva realidad y dimensión, y mientras que, gracias a la venta del negocio concesional, avanza en su objetivo estratégico de recortar su deuda.

En concreto, OHL destinará parte de los recursos obtenidos con sus concesiones a cancelar las emisiones de bonos que actualmente tiene vivas, que suman un pasivo de 894 millones de euros, en el marco del objetivo que se fijó de cancelar deuda bruta con recurso con los fondos que levantara con esta desinversión.

A cierre de 2017, el grupo presentaba una deuda bruta con recurso de unos 1.517 millones de euros que suponía el 96% del pasivo bruto total.

Cascada de ajustes en el sector

Este segundo ERE de OHL se suma a los ajustes también realizados en los últimos años por las grandes constructoras cotizadas en España, ante la caída del negocio en el país consecuencia de los recortes en obra pública.

Así durante 2016, Sacyr pactó un recorte de plantilla en España de 327 efectivos, FCC de 610 e Isolux para prácticamente toda la plantilla tras declararse en concurso de acreedores. En el caso del grupo controlado por Carlos Slim, se trató del tercer ERE en tres años. Con anterioridad también recortaron efectivos Acciona o Comsa.