Público
Público

Podemos se opone al Plan de la UE para la liberalización del ferrocarril

El Europarlamento debate este jueves el llamado Cuarto Paquete Ferroviario que separa la empresa encargada de la infraestructura de la que realiza el servicio de transporte

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Un trabajador atraviesa las vías de la estación ferroviaria de Clapham Junction, en Londres. REUTERS/Luke MacGregor

Un trabajador atraviesa las vías de la estación ferroviaria de Clapham Junction, en Londres. REUTERS/Luke MacGregor

BRUSELAS.- El grupo de Podemos en el Parlamento Europeo ha iniciado una campaña contra la propuesta de liberalización ferroviaria en la UE, que se debate esta semana en la Cámara. La formacion morada  denuncia es que se quiere replicar el modelo de privatizaciones ferroviarias que ya llevó a cabó Reino Unido en los años 90 y que acabó con un peor servicio y más caro y una reducción de la inversión pública en las vías que más benefician al conjunto de los ciudadanos.

Según Podemos, otra de las consencuencias graves que tiene la liberalización del sector es que al final se rebajan las condiciones laborales de los trabajadores en general, sobre todo si una línea en cuestión se privatiza. Ese empeoramiento de las condiciones puede también conllevar reducción de plantilla.

En un video de la formación,  la eurodiputada y portavoz de Podemos en el Parlamento Europeo, Tania González Peñas, alerta de “una oleada de privatizaciones en el sector del ferrocarril” como consecuencia del Cuarto Paquete Ferroviario, que se votará el jueves en el pleno del Parlamento Europeo.

El Cuarto Paquete Ferroviario plantea un modelo similar al que actualmente funciona en España, que divide, de un lado, a la empresa que gerstiona la infraesctructuras (vías y estaciones, fundamentalmente, que en el caso español es Adif, y de otro, el gestor de las líneas que presta servicios de transporte (en el caso español, Renfe). Curiosamente, los planes del actual titular de Fomento, Íñigo de la Senar, pasan por retrasar la entrada de operadores privados, y, a la vez, volver a unir a Renfe y Adif.

La Federación Europea de Trabajadores del Transporte está radicalmente en contra del Cuarto Paquete y han convocado una manifestación en Estrasburgo, que apoya Podemos.