Publicado: 18.12.2014 19:42 |Actualizado: 18.12.2014 19:52

Toda la oposición descalifica los últimos Presupuestos de Rajoy

Ninguna formación apoya las cuentas del ministro Montoro para 2015, quien apenas ha incorporado nueve enmiendas, con retoques, de un total de 8.000 presentadas.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6
Comentarios:
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, charla con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante el Pleno en el Congreso de Los Diputados. EFE/Emilio Naranjo

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, charla con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante el Pleno en el Congreso de Los Diputados. EFE/Emilio Naranjo

El último trámite parlamentario del proyecto de Presupuestos Generales el estado (PGE) para 2015 en el Congreso de los Diputados se ha desarrollado este jueves por la tarde según el guión previsto: todos contra el PP.

Los votos el grupo conservador, que dispone de una amplia mayoría absoluta en la Cámara baja, han bastado para convalidar el proyecto gubernamental presentado por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que no ha recibido ningún voto adicional.



Todos los grupos parlamentarios sin excepción han criticado el contenido de las cuentas públicas, que únicamente han sufrido unos ligeros retoques respecto a la redacción inicial presentada por el Ejecutivo.

Concretamente, Montoro solo ha aceptado cuatro enmiendas, dos del PNV y otras dos de CiU (de las cuales dos con correcciones del PP) durante la tramitación en ambas cámaras; en el debate de hoy mismo se han incorporado otras cinco de carácter técnico de un total de casi 8.000 modificaciones planteadas por todos los grupos de la oposición. Es decir, el 0,1%, un porcentaje que no tiene precedentes desde la tramitación de los PGE de 1978.

Las modificaciones más “sustanciales” del proyecto inicial han consistido en la incorporación de unas 200 enmiendas presentadas por el grupo parlamentario popular por indicación del propio Gobierno. Desde la oposición se considera que todas tienen un carácter meramente electoralista de cara a un ejercicio en el que se celebrarán comicios municipales y autonómicos, en el mes de mayo, y generales, en pleno otoño.

Inflexibilidad del Gobierno

De forma paralela, desde el grupo socialista hasta el grupo mixto, incluido el diputado de UPN, aliado natural en Navarra del PP, han criticado la inflexibilidad del PP y del Gobierno a la hora de negociar las diversas partidas de las cuentas públicas para el ejercicio de 2015.

Las presupuestos para 2015 “son fundamentalmente insolidarios y aumentan las diferencias sociales”

Los socialistas y las formaciones de izquierda han considerado, además, que los PGE para el año próximo “son fundamentalmente insolidarios y aumentan las diferencias sociales entre la sociedad española”, en palabras del portavoz socialista, Joan Rangel. En similares términos se han manifestado el portavoz del grupo La Izquierda Plural, Alberto Garzón.

Se da la circunstancia de que los PGE para el ejercicio de 2015 se alargarán hasta bien entrado el año siguiente, 2016, debido a que en pleno otoño del año próximo se celebrarán elecciones generales con lo que el Gobierno de Rajoy no presentará el correspondiente proyecto de PGE porque no podrá ser tramitado por las actuales Cortes Generales. Será ya el Ejecutivo que surja de esos comicios quien, al inicio de 2016, elabore unas nuevas cuentas públicas para ese año. Ya ocurrió eso entre 2011 y 2012 y, con anterioridad, entre 1995 y 1996.

El ministro Montoro se ha mostrado satisfecho por la aprobación de su proyecto de Presupuestos, los cuartos que ha presentado en la actual legislatura, y con toda seguridad los últimos. “La tramitación y la admisión de enmiendas ha servido para fortalecer el ejercicio de la democracia”, ha declarado en el hemiciclo al finalizar el debate final sobre el proyecto gubernamental. Un argumento que ha reiterado en los pasillos del Congreso de los Diputado a preguntas de los periodistas. Montoro ha realizado, así, un ejercicio impecable de cinismo ya que tan solo ha aceptado nueve enmiendas de las 8.000 presentadas por la oposición.