Publicado: 13.10.2016 20:53 |Actualizado: 13.10.2016 20:53

Toda la oposición se une para reclamar que las pensiones aumenten más del 1,2% en 2017

Suman mayoría absoluta en el Congreso para subir las jubilaciones por encima de la inflación, pero la tramitación de la iniciativa depende de que el Gobierno acepte que sea debatida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El diputado del PSOE Rafael Simancas (c), acompañado por el secretario general de UGT, José Álvarez (i); el diputado de Podemos, Íñigo Errejón (c, detrás); el diputado de ERC Joán Tardá; y el secretario general de CCOO, Ignacio Ferández Toxo (d), entre ot

El diputado del PSOE Rafael Simancas (c), acompañado por el secretario general de UGT, José Álvarez (i); el diputado de Podemos, Íñigo Errejón (c, detrás); el diputado de ERC Joán Tardá; y el secretario general de CCOO, Ignacio Ferández Toxo (d), entre otros, registra la Proposición de Ley para la revalorización de las pensiones propuesta por los sindicatos UGT y CCOO a los grupos parlamentarios del Congreso. EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.- Todos los grupos de la oposición (PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV y la antigua Convergència) han registrado una proposición de ley para revalorizar las pensiones por encima de la inflación, garantizando así que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo durante el próximo año. La proposición plantea una subida de las jubilaciones en 2017 del 1,2% o más en el caso de que el IPC cierre el próximo año con un porcentaje mayor.

La proposición, impulsada por los sindicatos UGT y CCOO, afirma que el Gobierno prevé una inflación para 2017 del 1,2% y que, de "superarse" esta estimación en diciembre del próximo año, debería aplicarse el porcentaje correspondiente a la diferencia entre esa cifra y el IPC real. También señala que la medida será financiada con cargo directo a los Presupuestos Generales del Estado y que la ley que los fije incluya la previsión de gasto.



Asimismo, también prevé la convocatoria del Pacto de Toledo "de forma inmediata" a la aprobación de esta proposición, a fin de explorar una fórmula que garantice el equilibrio entre ingresos y gastos en la Seguridad Social, mejore los ingresos por cotizaciones e incluya fuentes de financiación adicionales para la cotización.

La proposición de ley suma a priori mayoría absoluta (los diferentes grupos que la firman representan 178 diputados) en el Pleno del Congreso, pero su tramitación depende de que el Gobierno acepte que sea debatida, ya que tiene derecho de veto para aquellas iniciativas legislativas que considera que suponen merma de ingresos o incremento de gasto presupuestario.

Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Pepe Álvarez, han agradecido a los partidos este respaldo y han alertado de la necesidad de aprobar esta proposición de ley, pues la revalorización prevista por las reformas del PP en materia de pensiones supondrá "una reducción sustancial para calidad de pensiones para pensionistas y jubilados".

El portavoz de Empleo y Seguridad Social del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas, ha anunciado que su grupo "procurará" en el plazo de enmiendas que la reforma legislativa "beneficie especialmente las pensiones mínimas" y ha instado a que en el Pacto de Toledo se impida que "el PP siga saqueando el fondo de reserva las pensiones". "No está pensado para compensar los regales fiscales a los más poderosos", ha dicho.

Por su parte, el portavoz de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, Íñigo Errejón, ha denunciado que "ha sido mentira y un insulto a los españoles decir que se estaban protegiendo las pensiones" y ha instado a "empezar a revertir las peores medidas del PP contra la gente que no provocó la crisis pero la ha tenido que pagar".

Joan Tardá, de Esquerra Republicana, ha reconocido la labor durante la crisis de "todos los sindicatos de clase" --"un dique de contención contra las políticas neoliberales que han desguazado el Estado del Bienestar", ha dicho el diputado catalán--, mientras que Carles Campuzano (PDC, la antigua Convergència) ha recordado que el origen del Pacto de Toledo era "proteger a los pensionistas del riesgo de la inflación y que se convirtieran en pobres", algo que acabó al "romper" los 'populares' el pacto durante su gobierno de mayoría absoluta.