Publicado: 07.09.2016 12:09 |Actualizado: 07.09.2016 12:09

Orange critica la presión fiscal sobre las telecos en España y pide unificar las tasas

El consejero delegado de la empresa critica que sean gravadadas con más de 20 tasas propias como las de uso de espectro, el empleo de dominio público o la de financiación de la televisión pública.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Orange. EUROPA PRESS

Orange critica la presión fiscal a las que están sometidas las operadores de telecomunicaciones. EUROPA PRESS

MADRID.- El consejero delegado Orange España, Laurent Paillassot, ha criticado la fuerte presión fiscal a la que están sometidas las operadoras de telecomunicaciones en España, por lo que ha reclamado al nuevo Gobierno que lleve a cabo una reforma fiscal que "unifique y centralice" el pago tasas.



En el XXX Encuentro de las Telecomunicaciones y la Economía Digital organizado por Ametic, Paillassot ha incidido en que es necesario "revisar y organizar" la fiscalidad del sector en su conjunto, ya que las inversiones necesitan un entorno de incertidumbre y seguridad, para que sea similar al régimen que tiene Telefónica desde 1987 en el mercado de la telefonía fijo.

Así, ha subrayado que los operadores de telecomunicaciones, además de los impuestos regulares, pagan al año 3.000 millones de euros en impuestos singulares. Así, ha detallado que están gravados con más de 20 tasas propias, como las de uso de espectro, el empleo de dominio público o la de financiación de la televisión pública.

En su opinión, esto genera una "gran inseguridad fiscal y jurídica", ya que están haciendo frente cada año a la imposición de nuevas tasas locales, autonómicas y nacionales. "En este tema, la fiscalidad no es sinónimo de validez jurídica", ha agregado Paillassot.

El consejero delegado de Orange España ha afirmado que a veces tiene la sensación de que se ve a los operadores más como "fuente de fondos" que como "contribuidores al progreso del país y ha criticado que la presión fiscal "no ha parado de crecer" en los últimos años pese al fuerte impacto que ha tenido la crisis en las inversión.