Público
Público

El futuro de las pensiones El Pacto de Toledo busca una nueva fórmula para actualizar las pensiones con el IPC

Los diferentes partidos quieren que la inflación sea un elemento "troncal" en la revalorización anual de las pensiones, aunque no excluyen otros elementos que también las vinculen al crecimiento de los salarios o al de la economía.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Manifestación de jubilados reclamando pensiones más justas, en Madrid. REUTERS/Sergio Perez

La Comisión del Pacto de Toledo propondrá que se establezca una nueva fórmula para revalorizar las pensiones donde el IPC que sea un elemento "troncal" y deja la puerta abierta a que la Mesa del Diálogo Social pueda añadir otros parámetros como salarios, productividad o el crecimiento del PIB.

Fuentes parlamentarias han señalado que los portavoces del Pacto de Toledo han acordado este martes redactar una nueva recomendación segunda que instaría a que se sustituya el actual Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP) por otro mecanismo en el que la inflación sea fundamental.

Las mismas fuentes han incidido en que se ha llegado a un consenso para que la recomendación segunda del Pacto de Toledo —que volvía a debatir la Mesa y Portavoces de esta comisión— garantice que no habrá pérdida de poder adquisitivo.

Los diputados se han mostrado partidarios de que la Mesa del Diálogo Social —compuesta por Gobierno, patronal y sindicatos— puedan incluir en la revalorización anual de las pensiones nuevos elementos que también las vinculen al crecimiento de los salarios o al de la economía.

No obstante, los acuerdos del Diálogo Social deberían ser refrendados en el Congreso.

Los portavoces parlamentarios se volverán a reunir el 9 de mayo para previsiblemente cerrar la redacción de esta recomendación y avanzar en el resto de recomendaciones que debe renovar el Pacto de Toledo para garantizar la sostenibilidad de la Seguridad Social.

Fuentes socialistas han explicado a EFE que en la recomendación sobre la revalorización no debe haber distinción entre pensiones, sean mínimas, contributivas o no.

Fuentes de Ciudadanos han dicho que su formación es partidaria de un nuevo mecanismo porque el actual IRP es "muy agresivo" y ha provocado pérdida de poder adquisitivo a los pensionistas, aunque insisten en que la redacción de la nueva recomendación tiene que ser lo suficientemente abierta como para que cualquier Gobierno la pueda llevar a cabo.

Además, Ciudadanos supedita su apoyo final a esta recomendación a que el conjunto de recomendaciones (22 en total) garanticen el equilibrio del sistema de pensiones.

El consenso en torno a un nuevo indicador se produce después de que todos los partidos, a excepción del PP, hayan criticado el IRP, un índice incluido en la reforma de pensiones de 2013 que desligó la revalorización de las pensiones de la inflación y la vinculó a la situación financiera de la Seguridad Social, de forma que solo suben el 0,25 % anual mientras el sistema esté en déficit.

PSOE, Unidos Podemos y PDeCAT presentaron varias proposiciones de ley recientemente para que en 2018 las pensiones subieran el 1,6%.