Publicado: 14.08.2015 09:27 |Actualizado: 14.08.2015 09:54

El Parlamento griego aprueba el tercer rescate

El primer ministro Tsipras defiende la ayuda como una "elección forzosa" entre el euro y el dracma. El Gobierno de Syriza deberá implementar duras medidas y recortes a los ciudadanos a partir de ahora y en medio de una fuerte oposición interna.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Tercer Rescate Grecia REUTERS

El ministro de Economía griego George Stathakis y el primer ministro Alexis Tsipras, durante el debate en el Parlamento heleno.- REUTERS

ATENAS. El Parlamento griego ha aprobado esta  mañana, y tras un tenso debate, el acuerdo para el tercer rescate; Atenas cumple así  las exigencias pactadas con los acreedores para acceder a la ayuda. El panorama futuro para el Gobierno de Alexis Tsipras es, sin embargo, ya que deberá aplicar reformas y medidas en sólo mes y medio que cuentan con una durísima oposición interna. En octubre tendrá lugar la primera revisión del programa de rescate.

El exministro de Finanzas Yanis Varoufakis aseguró en la prensa de Reino Unido que el rescate "no funcionará" debido a la deuda insostenible de la economía helena, con la que el FMI "se desespera", informó. "No he sido elegido diputado para aprobar un memorándum," afirmó también Dimitris Stratoulis, ex ministro de Seguridad Social, mientras procedía a sumarse a un nuevo movimiento anti-rescate por parte del ala más dura del partido.



Tsipras defendió el tercer rescate del país como una "elección forzosa" del Gobierno, que tuvo que elegir entre un programa de ayuda con el euro o el "suicidio" del dracma como moneda

A pesar de la fuerte oposición interna, Tsipras no se dejó amilanar y siguió adelante con su compromiso con la troika. En su discurso en la Cámara griega, defendió hoy el acuerdo para el tercer rescate del país como una "elección forzosa" del Gobierno, que tras "agotar todas las vías de negociación", tuvo que elegir entre un programa de ayuda con el euro o el dracma como moneda nacional. "Ante un ultimátum para la salida temporal de Grecia de la eurozona, tomamos la responsabilidad hacia el pueblo griego de seguir con vida y continuar la lucha en lugar de elegir el suicidio (la salida del euro)", dijo Tsipras en su discurso ante el pleno del Parlamento.

El primer ministro dijo no arrepentirse de haber tomado esta decisión y aunque reconoció que el rescate no es un triunfo, aseguró que es la mejor opción que tenía el país en un momento de asfixia financiera. Recalcó que Grecia se encuentra en una "coyuntura crítica" y es "responsabilidad de todos asegurar la capacidad del país para sobrevivir y seguir luchando" y apuntó que ésta "es la responsabilidad nacional más grande". "Desde el 25 de enero, tanto en el exterior como en el interior, algunos tratan de atacar a este Gobierno", aseguró e instó al resto de partidos a no facilitar a "los círculos ultraconservadores de Europa que torpedeen el acuerdo", de los que dijo que no tienen "otro objetivo que el castigo de nuestra gente".

El exministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis conversa con diputados de SYRIZA en el Parlamento en Atenas.- EFE

El exministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis conversa con diputados de SYRIZA en el Parlamento en Atenas.- EFE

Tsipras envió además un mensaje interno hacia los disidentes de Syriza que han mostrado su desacuerdo con la negociación del rescate, al asegurar que "la decisión de no ir a la quiebra desordenada o a un memorando con el dracma no era una opción del momento", pues "nunca fue nuestra elección o declaración programática". Remarcó que el Gobierno no recibió el mandato para sacar al país de la zona euro y que tampoco éste era el dilema en el referéndum convocado a principios de julio, en alusión a los miembros de su partido que le reprochan que haya traicionado la voluntad del pueblo.