Público
Público

Empleo El paro de junio enmascara un aumento de la brecha entre hombres y mujeres

La disminución del empleo femenino se ralentiza y las expertas resaltan el 'efecto sustitución' en el sector servicios, que tradicionalmente habían ocupado las mujeres.  

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

EUROPA PRESS

Las buenas cifras de paro registrado en el mes de junio enmascaran un incremento de la brecha laboral entre hombres y mujeres. Si bien el número de personas en  paro desciende a nivel global en ambos sexos, los datos que arrojan sobre la creación de empleo femenino son preocupante para las expertas.

El número de desempleados registrados en la Oficina de los Servicios Públicos de Empleo (antes conocido como INEM) durante el mes de junio, se redujo en 98.317 personas en relación con el mes anterior. Desagregado por sexos, estos datos revelan que, mientras que el paro masculino descendió en un 3,72% en relación al mes de mayo, el de las mujeres sólo lo hizo en un 2,19%.

Si comparamos estos datos con los de junio del año pasado, el paro de masculino baja en más de 241.000 personas (un 14,53%), mientras que el femenino sólo se redujo en un 7,72%. Es decir, casi la mitad.

El número de mujeres registradas en el paro en junio de este año, ascendía a 1.939.077 (un 57,7% del total) y el de hombres se situó en 1.423.734 (42,3%).

"Lo que esconden los resultados del paro registrado del mes de junio es, de hecho, un incremento de la brecha laboral entre mujeres y hombres, tanto en el paro registrado, que crece cuatro décimas en la participación de la mujeres respecto al mes de mayo pasado, como en las afiliaciones a la Seguridad Social, con un incremente de más del 5% de la brecha entre sexos en la afiliaciones medias del mes de junio", afirma Marisa Soleto, presidenta de Fundación Mujeres.

El peso de la mujeres en el total de personas desempleadas en Madrid se eleva en un 1,4 puntos respecto al año pasado

Para Soleto los meses de veranos son tradicionalmente malos para el empleo femenino por el sector de la educación, especialmente feminizado, "pero la perdida de oportunidades en otros sectores (como el comercio, o la hostelería...), donde creemos que se está operando una preferencia por mano de obra masculina, hace que las diferencias entre mujeres y hombres se estén incrementando", afirma Soleto.

"Especialmente preocupante es la gran diferencia entre el incremento de afiliaciones de junio en la Seguridad Social, porque el  tirón del empleo del sector servicios debería haberse repartido de una forma más equilibrada. Lo que estamos viendo es un efecto sustitución de puestos de trabajo tradicionalmente femeninos por hombres, sin que se hayan incrementado las oportunidades laborales de las mujeres en otros sectores", concluye Soleto.

Madrid incrementa la brecha

La lectura sobre el empleo en la ciudad de Madrid que hace el Ayuntamiento de la capital va en la misma línea.

Según un comunicado hecho público por consistorio, "el paro masculino se reduce en junio un 3.3% (2.737 parados menos), mientras que el femenino crece un 0,3% (es decir, 326 paradas más). 

La comparación de estos datos con los de hace un año "muestra que el desempleo entre hombres registra un descenso del 12,1%, mientras que el femenino disminuye un 6,9%. El peso de las mujeres en el total de personas desempleadas se eleva en 1,4 puntos respecto a junio del pasado años (55,4% de en junio de 2017 y 54% en junio de 2016".