Publicado: 06.11.2016 11:34 |Actualizado: 06.11.2016 11:34

El pequeño comercio prevé tener su mejor campaña de Navidad desde el inicio de la crisis

La Confederación Española del Comercio augura que las ventas crecerán un 5% con respecto al año pasado en una campaña en la que se crearán 35.000 empleos netos. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Navidad.

Multitud de gente en la calle Preciados, de Madrid, en plena Navidad.

MADRID.- El pequeño comercio prevé registrar la mejor campaña de Navidad de los últimos ocho años con un incremento de ventas del 5 % respecto al mismo periodo de 2015, según datos de la Confederación Española del Comercio (CEC), que confía en que la formación de Gobierno anime el consumo.

El pistoletazo de salida lo dará el "black friday" ("viernes negro"), una tradición anglosajona que ha calado rápidamente entre el comercio español, que comenzó a "importarlo" en 2012 y que ha sustituido al puente de la Constitución y la Inmaculada, en el que antes se daba por comenzada la campaña de Navidad, en la que el sector se juega gran parte del año.



"Si en la campaña de Navidades de 2014 experimentamos una leve recuperación y en la de 2015 vivimos una moderada reactivación del consumo, este año continuaremos la senda del crecimiento", han indicado a Efe desde la patronal del pequeño comercio, segmento que hasta septiembre elevó sus ventas el 3,8 %.

Según la misma fuente, el comercio minorista en España vivirá su mejor campaña de Navidad desde el inicio de la crisis, en 2008, tanto a nivel de ventas como de empleo. Así, la patronal estima que durante la campaña de Navidad el comercio, tanto minorista como mayorista, generará en su conjunto unos 35.000 empleos netos.

La CEC fundamenta sus previsiones en la evolución de las ventas hasta septiembre y en la reducción de las tasas de paro, así como en el hecho de que, tras casi un año de incertidumbre política, España cuente ya con un Gobierno.

Precisamente, la inestabilidad política fue la que lastró los índices de confianza de los consumidores lo que, a su vez, impedía la plena recuperación del consumo y del comercio. No obstante, desde la patronal han subrayado que aunque se prevea una buena campaña, el comercio se mantendrá por debajo de los valores "precrisis".

Esperanzas en el Black Friday

El "viernes negro" tiene su origen en Estados Unidos, donde el comercio ofrece fuertes descuentos al día siguiente de Acción de Gracias para dar el pistoletazo de salida a la campaña de Navidad y tornar así sus cuentas de los números rojos "a los negros".

Este año, el que ya es el mayor día de ventas en Estados Unidos, se celebrará el 25 de noviembre, aunque aquí se aplicará "a la española", pues muchos establecimientos prolongarán las ofertas durante varias jornadas.

El "ciber monday" o "ciber lunes", en el que se vende por internet lo que no se vendió durante el "viernes negro", tendrá lugar el 1 de diciembre.

"En unos pocos años, el "black friday" ha pasado de ser una iniciativa limitada a las grandes cadenas a consolidarse en una nueva oportunidad para que las pymes comerciales mejoren sus ventas y visibilidad", según la CEC, que calcula que dos de cada diez pymes participará de los descuentos.

Para la patronal, este fenómeno ha calado muy rápido en buena parte del pequeño comercio porque ha permitido recuperar el efecto llamada que producían las rebajas hasta su liberalización, en julio de 2012.

Hasta entonces, las rebajas sólo se podían hacer durante dos periodos determinados al año y su liberalización ha producido "cierta confusión" en el consumidor, "que ya no sabe en qué momento va a encontrar los mejores descuentos".

Por contra, han subrayado desde la CEC, el "black friday" limita claramente la duración de los descuentos a unas pocas jornadas, "lo que da seguridad al consumidor y provoca un efecto reclamo".