Publicado: 13.12.2015 18:55 |Actualizado: 15.12.2015 15:00

El petróleo Brent continúa en niveles mínimos, por debajo de los 38 dólares

Los precios del oro negro se han desplomado un 40% en el año. La caída se ha acelerado después de que los páises de la OPEP no se se pusieran de acuerdo para recortar la producción de crudo

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
Trabajadores del campo petrolífero de Khurais, a 160 km de Riad (Arabia Saudí). REUTERS/Ali Jarekji

Trabajadores del campo petrolífero de Khurais, a 160 km de Riad (Arabia Saudí). REUTERS/Ali Jarekji

LONDRES.- El precio del petróleo Brent, de referencia en Europa, continúa en niveles mínimos en el mercado de futuros de Londres, donde cotiza este martes por debajo de los 38 dólares el barril, en niveles de 2008, debido al exceso de producción y una menor demanda global de petróleo. El Brent abrió a 37,73 dólares, un 0,5% menos que al cierre de la jornada anterior, y una hora después cotizaba a 37,66 dólares, unos niveles no vistos desde la crisis de 2008.

Los expertos no vislumbran una recuperación de los precios a corto plazo, por la falta de señales de un recorte de la producción.

Los precios del oro negro se han desplomado un 40% este año, pero en los últimos días la caída se ha acentuado porque los miembros de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no se han puesto de acuerdo para fijar un límite de producción. A esto se sumó la perspectiva de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) de que la demanda de crudo no crecerá en 2016 al ritmo esperado.



"La principal fuerza que empuja el petróleo a la baja es la saturación en los mercados que hemos visto en los últimos 18 meses y la determinación de la OPEP a mantener sus niveles de producción, si bien hay factores menores que también pueden influir a corto plazo, como la cumbre del clima de París", declaró a Efe Nick Coleman, analista de la firma británica Platts.

Desde la semana pasada, la caída se ha agravado ante la falta de acuerdo entre los miembros de la OPEP para fijar su techo de producción común y la perspectiva divulgada por la Agencia Internacional de la Energía de que la demanda no crecerá en 2016 al ritmo esperado. "Lo decepcionante de la última reunión de la OPEP ha sido que ni siquiera fueron capaces de llegar a un acuerdo para mantener la producción en sus niveles actuales. Solamente acordaron que estudiarán la situación del mercado y negociarán de nuevo dentro de seis meses", dijo David Elmes, jefe de la Red de Investigación Global en Energía de la Universidad de Warwick británica.

El ministro del Petróleo de Nigeria y presidente de la OPEP, Emmanuel Ibe Kachikwu, junto al secretario general del cártel, Abdullah al-Badri, tras la reunión de la cumbre de los países productores de petróleo. REUTERS/Heinz-Peter Bader

El ministro del Petróleo de Nigeria y presidente de la OPEP, Emmanuel Ibe Kachikwu, junto al secretario general del cártel, Abdullah al-Badri, tras la reunión de la cumbre de los países productores de petróleo. REUTERS/Heinz-Peter Bader

Su último encuentro en Viena, el 4 de diciembre, puso de manifiesto las crecientes tensiones en el seno del grupo de exportadores, algunos de cuyos miembros menos opulentos están sufriendo las consecuencias de los bajos precios del crudo. "Todo el mundo conoce la situación en la que se encuentra la industria del esquisto en Estados Unidos como consecuencia de los bajos precios, pero hay otras víctimas, algunas de ellas miembros de la OPEP", señaló Coleman, quien sostuvo que Venezuela es el país del grupo cuya economía depende de forma más estrecha del precio del crudo.

Los bajos precios han frenado inversiones en las explotaciones más costosas, lo que ha afectado a la naciente industria del esquisto en Norteamérica, pero también ha golpeado a industrias asentadas como la del mar del Norte.

Los expertos ven poco plausible un cambio de rumbo en los precios, no solo por la negativa de Arabia Saudí y sus socios del Golfo a cambiar la política de producción de la OPEP, sino por el regreso al mercado del crudo iraní una vez se levanten el próximo año las sanciones internacionales a Teherán, lo que podría agravar la saturación de los mercados.

Etiquetas