Publicado: 15.11.2016 12:50 |Actualizado: 19.11.2016 12:25

La Eurozona absorbe el impacto del Brexit y crece un 0,3% trimestral a la espera del efecto Trump

La economía alemana se ralentiza, mientras que España se mantiene por encima de la media en cuanto a crecimiento. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Banderas de Europa en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica. REUTERS

Banderas de Europa en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica. REUTERS

LUXEMBURGO / BERLÍN.- La zona euro creció de forma estable en los tres meses posteriores a la decisión británica de abandonar la Unión Europea, aunque la retórica proteccionista del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, está ensombreciendo las perspectivas para 2017. El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro se expandió un 0,3% en el tercer trimestre, a la par que en el periodo abril-junio, dijo el martes la oficina de estadísticas de la UE, Eurostat, confirmando una estimación previa.

En comparación con el mismo trimestre del año anterior, la economía de la zona euro mantuvo un ritmo de crecimiento del 1,6%, similar al observado durante el trimestre precedente. En el conjunto de la UE, el PIB creció un 0,4% en el tercer trimestre, en línea con la expansión observada en los tres meses anteriores, mientras que el crecimiento interanual fue del 1,8%, igual que en el segundo trimestre.



Los datos mostraron que "el ritmo de crecimiento en la primavera pudo mantenerse a pesar de la votación del Brexit en junio", comentó Christian Lips, analista de NordLB. "Esto estaba lejos de ser obvio". Sin embargo, "ahora tenemos la elección de Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos, cuyas políticas son menos predecibles y cuya inexperiencia política e impulsividad serán probablemente una fuente constante de irritación", agregó.

La incertidumbre en torno a la política comercial que pondrá en marcha Trump cuando asuma el cargo está afectando la confianza en la zona euro, lo que aumenta la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) mantenga su política monetaria laxa para impulsar el crecimiento en el bloque de 19 naciones. Se espera que la incertidumbre sobre la duración y el resultado de las negociaciones por el Brexit entre Londres y Bruselas limite las perspectivas de expansión de la zona euro a medio plazo, mientras los comentarios proteccionistas de Trump han puesto nerviosos a grandes exportadores como Alemania.

El crecimiento de la economía alemana se ralentizó más de lo previsto en el tercer trimestre de 2016, cuando la debilidad de las exportaciones frenó la actividad general en la mayor economía de Europa. El PIB germano creció un 0,2% entre julio y septiembre después de expandirse un 0,4% en los tres meses previos, informó la Oficina Federal de Estadística.

Pese a todo, Andreas Scheuerle, analista de DekaBank, aseguró que las señales del último trimestre son positivas, ya que la demanda global de bienes alemanes está volviendo a subir. Un sondeo del instituto ZEW respaldó esta visión, ya que mostró que la confianza entre los inversores alemanes mejoró más de lo previsto en noviembre.

Portugal y Bulgaría, a la cabeza

Entre los países de la UE cuyos datos estaban disponibles, Portugal y Bulgaria registraron el mayor ritmo de crecimiento trimestral (+0,8% ambos), por delante de España, Chipre, Eslovaquia y Países Bajos (+0,7% cada uno), mientras la expansión más débil se observó en Lituania (+0,1%), por delante de países como Bélgica, Estonia, Hungría, Polonia, Alemania y Francia, que registraron cada uno un crecimiento del 0,2%.

En comparación con el tercer trimestre de 2015, Rumanía lideró el crecimiento en la UE, con una expansión del 4,6%, seguida de Bulgaria (+3,5%) y por delante de España y Eslovaquia (+3,2% respectivamente).

En el tercer trimestre de 2016, la economía de EEUU registró un crecimiento del 0,7%, tres décimas por encima de la expansión del segundo trimestre, mientras el PIB de Japón aumentó un 0,5%, frente al 0,2% del segundo trimestre.