Público
Público

La planta de Nissan en Ávila evita el cierre y se convertirá en una fábrica de recambios

La factoría dejará de producir camiones en septiembre de 2019, al considerar que más allá de ese año y con la normativa europea de emisiones no es económicamente viable con ese producto

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

La línea de montaje de la planta de Nissan en Ávila, en la producción del camión NT500. E.P.

La planta de Nissan en Ávila, con una plantilla de 471 trabajadores, se convertirá en un centro de fabricación y distribución de piezas de recambio, una solución que evita el cierre de la fáctoría una vez que deje de producir camiones en 2019.

Así lo ha explicado este jueves en Ávila el vicepresidente de Producción y Cadena de Suministro del grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, como máximo responsable de la Alianza Renault-Nissan en España (como se llama la joint venture puesta en marcha por las firmas francesa y japonesa, socios estratégicos desde 1999).

La Alianza propone como "solución estable" para la planta de Nissan en Ávila a partir de 2019 creación de un centro de suministro de piezas de estampación y ensamblaje de carrocerías para Renault y Nissan en toda Europa. La reconversión requerirá una inversión de 40 millones de euros. Por su parte, la Junta de Castilla y León pagará la nueva nave de estampación y las nuevos almacenes logísticos. 

El presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, y máximo responsable de la Alianza Renault-Nissan en España. EFE/Raúl Sanchidrián

La planta de Ávila fabrica en la la actualidad el modelo de camión ligero NT-400. De los Mozos ha explicado que la producción del camión cesará en septiembre de 2019, al considerar que más allá de ese año y con la normativa europea de emisiones no es económicamente viable con ese producto. La planta de Nissan en Ávila fabricó en su último año fiscal un total de 14.823 unidades del NT-400 Cabstar.

La propuesta "aprovecha la fortaleza de la Alianza en la región de Castilla y León, que además acoge otras tres plantas de Renault, dos en Valladolid y una en Palencia", sin que la factoría de Ávila reste empleo ni producción al resto de la Comunidad.

De los Mozos ha dicho que los empleados deben incorporarse al convenio colectivo de las fábricas de Castilla y León, y ha indicado ser consciente de la repercusión que tendrá en los trabajadores en una factoría que produce vehículos desde hace 60 años.

El Gobierno de Castilla y León ha valorado la solución anunciada este jueves sobre la planta de Nissan en Ávila porque da estabilidad y garantiza la actividad y el empleo para los próximos 20 años, según ha manifestado su portavoz y  consejera de Agricultura, Milagros Marcos.

Además de Ávila, Nissan cuenta con una planta en Barcelona y otra en Cantabria, donde fabrica el turismo Nissan Pulsar, la furgoneta NV200 y su versión eléctrica, y el nuevo pick-up Navara. En total, más de 5.000 personas trabajan en Nissan en España y en 2016 se produjeron 121.200 vehículos.