Publicado: 29.11.2016 13:53 |Actualizado: 02.12.2016 15:53

La plantilla de Ericsson respalda el acuerdo que reduce el ERE a 282 despidos

El acuerdo contempla unas indemnizaciones "muy superiores" a las que marca la ley

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Manifestación de los trabajadores de Ericsson en Málaga. / EUROPA PRESS

Manifestación de los trabajadores de Ericsson en Málaga. / EUROPA PRESS

MADRID.- La mayoría de la plantilla de Ericsson ha respaldado el acuerdo propuesto por CCOO respecto al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que reduce a 282 los despidos, frente a los 350 que la compañía propuso en el inicio de la negociación, según ha informado este martes el sindicato en una nota.

Además, el acuerdo contempla unas indemnizaciones serán "muy superiores" a las que marca la ley al quedar en 45 días e incluye un plan de rentas desde los 50 años y otro de prejubilaciones desde los 53 hasta los 63 años de edad.



"Son estos dos planes los que los negociadores de CCOO lucharon hasta el final en un ejercicio de responsabilidad y coherencia", señala el sindicato tras la negociación del séptimo ERE que Ericsson España presenta desde el año 2008.

En el plan también se ha incluido un plan de formación interna (reskilling) para recapacitar profesionalmente a 26 personas afectadas por el ERE que contará con la participación de la parte social. Según CCOO, los trabajadores tenían que elegir entre el preacuerdo que CCOO defendió en solitario y la decisión del resto de sindicatos de "no llegar a ningún acuerdo" con la multinacional.

Los negociadores de CCOO estaban "firmemente convencidos de que con estas condiciones la voluntariedad sería más alta

Los negociadores de CC.OO. estaban "firmemente convencidos de que con estas condiciones la voluntariedad sería más alta  y no querían que nadie se fuera de la empresa en malas condiciones por la cobardía del resto de sindicatos".

De hecho, afirma que si la decisión de UGT, STC y CGT de no alcanzar un acuerdo con Ericsson sobre el expediente de regulación de empleo hubiera salido adelante, habría desaparecido el plan de rentas y las prejubilaciones se habrían limitado a las personas que tuvieran entre 54 y 61 años.

CC.OO. de Industria critica la actitud "cobarde e hipócrita" que ha mantenido "hasta el último momento" el sindicato STC, que "acostumbra a no acordar y a firmar por detrás antes de perder los juicios", y añade que "jamás ha tumbado un ERE y en el año 2015 se subió a la firma sin comprometerse".

"En esta ocasión pretendía hacer lo mismo, no mojarse durante la negociación y acatar lo que finalmente dijera la plantilla", apunta CC.OO., que ha agradecido el respaldo recibido por su propuesta.

STC critica la actitud de CCOO durante la negociación

Desde el Sindicato de Trabajadores de la Comunicación (STC) lamentan la actitud de CCOO durante la negociación del ERE. En una nota, el sindicato, mayoritario en la mesa negociadora con cinco representantes, enfatiza que CCOO firmó el acuerdo con la empresa antes incluso de someterlo a votación entre los trabajadores. "CCOO siempre ha sido muy cercano a la dirección", apunta a Público Santiago Sánchez, miembro del comité de empresa del STC.

El sindicato tacha de "irresponsable" a CCOO por firmar el acuerdo antes de someterlo a votación entre los trabajadores 

Sánchez asegura que tanto CCOO como UGT se negaron a que los trabajadores en el extranjero o que trabajaban fuera del centro de trabajo pudieran votar telemáticamente. Gracias a la habilitación de una herramienta de votación por parte de STC pudo votar un 45% más de trabajadores y ponen de relieve que el margen entre los partidarios y los detractores de aceptar la condiciones de la empresa fue muy ajustado (el 52,1% frente al 47,9%). "El ganó por 50 votos y nuestro sindicato firmó el acuerdo respetando la voluntad de los trabajadores", asegura el STC.

"Para tener todas las garantías jurídicas en caso de que ganara el no y poder impugnar el ERE ante la Audiencia Nacional, los representantes de STC rechazaron el acuerdo el último día de consultas. Firmando ese acuerdo, tal como hizo CCOO de manera irresponsable, nos encontraríamos en un escenario en el que no habría seguridad jurídica
para anular el ERE a través de una demanda. Sería factible llegar a la conclusión que esa era la intención jurídica de CCOO, con lo cual la voluntad de los trabajadores y trabajadoras de Ericsson, expresada en la votación, hubiera sido despreciada", apunta STC.

Este sindicato también recuerda que las condiciones que finalmente se han ratificado "son peores a las condiciones de salida del último ERE, en 2015" y "no garantizan que haya suficiente voluntariedad como para poder cubrir las 281 salidas previstas", añaden. "Nos tememos que habrá muchos trabajadores que tendrán que abandonar la compañía de manera forzosa y, todo ello, en una empresa que goza de una buena salud económica y en un sector con previsiones de crecimiento

Por último, señala que estará pendiente del proceso que ahora comienza desde la comisión de vigilancia y control para garantizar que se cumpla tanto el ERE como el plan de recapacitación para 26 personas.

Etiquetas